LA ROJA

Morón: "A todos nos gustaría volver a ver a Bravo en la Roja"

El ex portero es el principal candidato para asumir como preparador de arqueros de la Selección: "El regreso de Claudio depende de que se pueda recuperar bien y vuelva a la competencia en el nivel que todos conocemos", agrega.

La experiencia de Daniel Morón es su principal aval para ser el nuevo preparador de arqueros de la Roja. El ex portero es una de los candidatos que manejan desde Juan Pinto Durán, y así lo reconoce en diálogo con AS, donde coincide con Reinaldo Rueda sobre el análisis de Claudio Bravo y donde destaca el trabajo del nuevo cuerpo técnico nacional.

"Lo primero es esperar que Claudio se mejore bien de su lesión. Él debe estar muy comprometido con su recuperación, y luego hay que esperar que empiece a competir. Eso es necesario para que vuelva a tener ritmo de competencia, y así él seguramente tendrá oportunidades en la Selección como las ha tenido siempre", dice el campeón de Copa Libertadores 1991.

El DT colombiano tuvo una opinión similar a comienzos de año (ver aquí): "Su regreso pasará porque logre jugar. Es importante que su recuperación vaya por buen camino. Está motivado y ojalá pueda jugar pronto", decía. Daniel Morón coincide:

- ¿A usted le gustaría volver a verlo en la Roja?
- Por supuesto. A todos nos gustaría tener a los mejores exponentes dentro de cada puesto en la Selección. Ahora esto depende de cada uno. De que Claudio (Bravo) pueda recuperarse bien y vuelva a la competencia en el nivel que todos conocemos. De esa forma seguramente tendrá su espacio. Conmigo o con cualquier otro profesional. No tengo duda de eso. Bravo ha mostrado sus capacidades en largos años, no vamos a conocer algo nuevo.

- ¿Ha tenido contacto con él en el último tiempo?
- Después que salí de la Selección tuve una relación comercial, si se puede llamar de alguna forma. Yo le hice el complejo que armó en Buin. Tengo una empresa que se dedica a la construcción de espacios deportivos. Le hice su campo, pero desde ahí en adelante hemos perdido la comunicación. No hemos hablado en los últimos años.

- ¿A usted le atrae la idea de llegar a la Selección?
- Recibí una consulta hace unos 15 días, de Ian Mac-Niven (gerente), preguntándome si tenía disponibilidad porque él debía presentar a Reinaldo Rueda una lista con profesionales para cubrir el puesto que está vacante. Y yo dije que sí. Sin duda que estar en la Selección es una cosa irrenunciable. Nadie le podría decir que no a la Selección. Pero han pasado 15 días y desde ahí en adelante todo está a la espera de la evaluación que ellos tendrán que hacer para ver quién será el elegido.

- ¿Le dijeron cuáles serán las primeras tareas?
- Me dieron una información general. Era de conocimiento público que no había preparador de arqueros y necesitaban un entrenador que tuviera experiencia. Hay situaciones a resolver con el tema de los arqueros. Hay jugadores destacados. Como Arias, que si bien estuvo en La Calera, no es un jugador nacido acá y ya tuvo sus primeras participaciones. También están las alternativas nuevas como Brayan Cortés, Yerko Urra o Gabriel Castellón. Y eso es un poco lo que me dio a conocer. Me dijeron que también pensaban en Patricio Toledo y Eduardo Azagardo. Ellos son los otros candidatos. Tendrán que evaluar.

- ¿Qué le ha parecido todo este proceso de Rueda?
- Coincidentemente, con la llegada de Bielsa, me toca vivir algo parecido. Bielsa toma esta nueva generación de jugadores que habían sido sido mundialistas de Canadá. Me tocó trabajar con don José Sulantay en la Sub 20 que fue a Paraguay. Me tocó vivir ese recambio de esa generación que hoy está con mucha plenitud, pero que prontamente necesitará de un recambio para los que vayan desapareciendo primero. La primera etapa de Rueda ha sido buena, se le ha dado la oportunidad a jugadores jóvenes y se está en la búsqueda de ellos. Ha sido correcto lo que se está buscando. Este es el camino.

- ¿Conversó el tema con el Club Social? Por su rol en el directorio de Blanco y Negro...
- Yo había hablado con Edmundo Valladares, con quien tengo una comunicación constante y permanente. Le había hecho saber que esto era una opción. Tampoco puedo renunciar a algo si es que no sé que va a pasar. Pero está en conocimiento de esta posibilidad. Él sabe. De darse esa opción, yo debería renunciar a Blanco y Negro y ser sustituido por otro director del Club Social.