Competición
  • Premier League
Premier League

U. de Chile

Los fallidos negocios que ha hecho la U con sus fichajes

Francisco Arancibia es el último de una lista con varios nombres. El delantero no rindió, pese a la alta suma de dinero que se pagó por él.

En los últimos años Universidad de Chile ha apostado por jugadores de proyección y muchas veces pagando grandes sumas de dinero por la figura joven del momento en el Campeonato Nacional de Primera División.

Así ocurrió en 2017 con Francisco Arancibia, luego de una temporada desequilibrante en O'Higgins, llegó como la gran apuesta de los azules a cambio de US$ 850 mil por un porcentaje de su carta.

Sin embargo, su rendimiento con los distintos entrenadores que lo dirigieron en la U nunca logró estar a la altura de lo que se invirtió en él. De hecho, hasta ahora el delantero de 22 años registra sólo 3 goles y 4 asistencias en 32 partidos jugados por los azules.

Por este motivo, sumado a las diferencias con Frank Kudelka, Arancibia quiere partir a préstamo de regreso a O'Higgins.

Otras inversiones

Dentro de los jugadores que no rindieron lo esperado en Universidad de Chile, uno de los casos más decidores de los últimos años fue Fabián Monzón.

El argentino llegó a cambio de US$ 1.4 millones, con un gran cartel tras su paso por la Serie A de Italia, la selección olímpica de Argentina y también en Boca Juniors.

Sin embargo, en la U jugó sólo 52 partidos en más de dos años, con 3 goles y 4 asistencias, y un rendimiento de un 53%. Muy poco para lo que se esperaba de él.

El caso de Yeferson Soteldo también reflejó un mal manejo por parte de la dirigencia de la U. El venezolano llegó por un préstamo de un año por US$ 1.5 millones para la temporada 2018, con una opción de compra que la directiva no quiso ejercer.

Finalmente, Soteldo terminó yéndose al Santos de Brasil vendido desde Huachipato por US$ 3.5 millones, sin que a la U le correspondiera algo por la venta.

Los buenos negocios

Los negocios que sí le resultaron a Universidad de Chile en el último tiempo fueron los de Felipe Mora, por quien la U pagó US$ 1 millón a Audax Italiano y lo vendió en US$ 3 millones a Cruz Azul, y también el de Ángelo Araos, por quien pagó US$ 750 mil por el 50% de su pase, y recibió US$ 2.5 millones cuando Corinthians ejecutó su cláusula de salida de US$ 5 millones.