Schalke 2 - Manchester City 3

El City remonta y logra un valioso triunfo en Alemania

El City remonta y logra un valioso triunfo en Alemania

Martin Meissner

AP

La escuadra de Manchester parecía perdida, hasta que ingresó Leroy Sané para cambiarle la cara al equipo de Pep Guardiola.

Manchester City logró una importante victoria sobre el final por 3-2 frente al Schalke en Alemania. Cuando el cuadro de Pep parecía resignado a la derrota, dio vuelta el encuentro.

El City comenzó jugando con el estilo que lo caracteriza desde que llegó Guardiola: posesión de balón, sin impacientarse y con un Agüero muy prendido en ataque.

Precisamente el argentino fue el autor del primer gol a los 18'. David Silva recuperó un balón en el área rival tras una displicente salida del portero Fahrmann. El español cedió hacia el lado y Agüero solo tuvo que empujar la pelota.

Luego del gol los de Pep perdieron el rumbo. Comenzó a fallar en pases y estuvo muy impreciso, algo que aprovechó el Schalke para aproximarse al área rival.

A los 38' el Schalke tuvo su premio, con un remate de Caligiuri que dio en la mano de Otamendi, y tras consultar por varios minutos con el VAR, el árbitro concedió el penal para el cuadro germano. Bentaleb lo convirtió.

Tras la anotación del local, los ciudadanos parecían retomar la intensidad, presión y posesión, pero el equipo de Gelsenkirchen ya no era tan frágil. Los locales consiguieron un tiro libre a los 43' que fue centrado al área, y en esa jugada Fernandinho cometió penal al sujetar a un rival en el área.

Bentaleb volvió a ejecutar, esta vez cambió la dirección del remate, pero fue muy esquinado para Ederson.

En el segundo tiempo el City recuperó el ritmo con el que inició el encuentro, pero con menor precisión.

El Schalke se refugió en terreno propio y agrupó a muchos jugadores cerca de su área, complicándole la tarea al equipo de Guardiola para complicar a Fahrmann.

A los 68' llegó una nueva complicación para el técnico español, ya que Otamendi cometió una fuerte falta en la mitad de la cancha y recibió la segunda tarjeta amarilla del encuentro, dejando con uno menos a su equipo. Guardiola tuvo que reaccionar y metió a Kompany por David Silva.

La escuadra de Manchester tuvo varios tiros de esquina y tiros libres cerca del área rival, pero no pudo sacar ventaja de ninguno de ellos.

Sobre el final el Schalke congeló el partido ante un City resignado, y además, con un hombre menos, hasta que ingresó Leroy Sané.

El alemán tomó un tiro libre a unos 30 metros del arco rival y metió el balón en el ángulo para marcar el empate a los 85', cuando Guardiola parecía perder las esperanzas.

En su peor momento del encuentro, el City anotó los dos goles y logró la remontada. Luego de un pelotazo largo, Sterling fue a luchar el balón y Oczipka se resbaló, dejando al inglés solo frente al portero Fahrmann y definió muy bien para marcar el definitivo 3-2.