U. CATÓLICA

Salmerón, el '9' que dejó plantada a la UC luego de ser presentado

El fracaso en la negociación de los cruzados con Duvier Riascos hizo recordar este particular episodio de 2009.

La frustrada negociación de Universidad Católica por el delantero colombiano Duvier Riascos no ha sido el único episodio de estas características en la UC. A pesar de que el técnico Gustavo Quinteros daba por hecho el trato con el jugador, en 2009 ocurrió algo más extremo.

El entonces delantero de Ferro Carril Oeste de la Primera B Argentina, Luis Salmerón, llegó a un acuerdo con la dirigencia cruzada para ser el nuevo atacante del cuadro de San Carlos de Apoquindo. En ese entonces el cuadro de la B poseía el 60% de los derechos económicos del jugador, mientras que el otro 40% era de Ateliers S.A., empresa del Gerente de Talleres, Carlos Ahumada.

Tras las negociaciones, Salmerón arribó a Chile para afinar los detalles e incluso fue presentado como nuevo refuerzo, posando con la camiseta de Universidad Católica.

Luego de esto, el trasandino viajó de vuelta a Argentina para 'arreglar todo antes de instalarse en Chile'. Lo cierto es que nunca volvió a la UC.

El argentino explicó la situación al diario Olé: "Sé que no me manejé bien y me daría vergüenza que se reflote lo de la Universidad Católica. Es que me superó la situación".

"Luego de arreglar en Chile, yo pedí regresar a Argentina para solucionar unas cuestiones personales. Una vez en Capital, me enteré de que le habían tirado piedras al frente de mi casa de Córdoba, donde está mi familia. No sé si lo hicieron para que me quede o me vaya de Talleres, no puedo acusar a nadie. Pero me dio miedo y viajé para allá. Por suerte quedó ahí".

Además explicó la forma en que se dio su llegada a Talleres de Córdoba, luego de haber sido presentado como nuevo jugador de la UC: "Me reuní con Ahumada (Gerente de Talleres) para arreglar un tema económico y me tentó para quedarme. Pero de repente se armó un show mediático que me dejó expuesto. Y yo no había firmado nada, por eso me fui. Así surgió toda esta historia".

Finalmente el pase del argentino se quedó en Talleres de Córdoba y fue enviado a préstamo a Banfield. A la UC terminó llegando en su lugar el delantero, también argentino, Juan José Morales.

El año 2012 el goleador sí llegó a Chile, pero para reforzar Wanderers, club donde jugó 30 partidos y anotó ocho goles. Hoy, el 'Pupi' tiene 36 años y juega en Tristán Suárez, elenco de la tercera categoría argentina.