ANTOFAGASTA

Hurtado, el 'héroe' que superó la cesantía y una seria lesión

El arquero brilló en el empate ante Fluminense por la Copa Sudamericana con notables atajadas, pero antes vivió duras adversidades.

Fernando Hurtado fue la gran figura de Antofagasta en un día histórico para el elenco nortino, que disputó por primera vez un torneo internacional y, en el duelo de ida por la Copa Sudamericana, obtuvo un sufrido empate 0-0 contra Fluminense, en el Estadio Maracaná. Con varias atajadas clave, el arquero impidió que el cuadro puma retornara al país con una derrota.

Sin embargo, todo no siempre fue alegría y satisfacción para el hombre formado en Cobreloa. En un momento, el actual portero antofagastino estuvo fuera del fútbol, tras finalizar contrato precisamente en el club nortino, cuando padecía una complicada lesión en la espalda, la que lo obligó a someterse a una cirugía por una hernia discal. Fueron seis meses de cesantía durante el primer semestre de 2015.

"Estuve un año detenido por una lesión en la espalda y, por distintos motivos, no pude mejorarme. No se dio la posibilidad de seguir jugando y tendré que buscar otras opciones. Hay que dar vuelta la página y seguir adelante", manifestaba Hurtado en enero de 2015, intentando convencerse de un retiro anticipado del fútbol, a los 32 años.

"Jugué bastante tiempo en Calama e hice hartos amigos en la ciudad. Varios están trabajando en el tema minero y por ahí voy a empezar a buscar trabajo. Estoy estudiando una carrera que es prevención de riesgo y puedo asociarla a ese rubro", agregaba entonces el arquero.

Resignado a olvidarse del fútbol, Hurtado logró la inserción laboral en otro ámbito. "Cuando estaba sin club trabajé en una empresa de explosivos relacionada con la minería, en Calama. Era un dependiente más y cumplía con mi trabajo, como cualquier empleado. Tengo a mi familia en la ciudad y, gracias a gestiones de amigos, pude encontrar trabajo", contó a AS a mediados de 2015, cuando sorpresivamente había vuelto a Antofagasta para disputar la portería con el recién llegado Matías Dituro.

Desde entonces, no se ha movido del cuadro nortino. "Siempre mantuve la ilusión de volver a jugar... Mantenía la ilusión de que hubiera un llamado y pudiera reintegrarme en el fútbol. Me mantenía bien, estaba trabajando físicamente bien. Tampoco me dejé estar y, en ese sentido, daba indicios de que estaba preparado para cualquier cosa y que quería volver", dijo Hurtado en la oportunidad al iniciar su segundo ciclo en el club, etapa que hoy lo tiene como gran figura antofagastina.