Kayak

Kayakista mexicano explica su último gran reto: ¡salto en llamas!

Kayakista mexicano explica su último gran reto: ¡salto en llamas!

Andres Valencia

Rafa Ortiz buscó un nuevo reto en la disciplina del kayak. Saltó rodeado de fuego, por lo que debió aguantar la respiración durante varios segundos. Así lo explica.

El mexicano Rafa Ortiz es conocido por sus caídas en cascadas que no cualquiera tomaría con su kayak. Cuando se trata de nuevos retos, se asegura de que sea algo que visualmente le atraiga y con un grado de locura bastante alto. Ya lo había hecho cuando se arrojó con un juguete inflable y ahora logró hacerlo con su kayak encendido en llamas. ¿Por qué hacerlo? 

"Lo interesante de este proyecto era que acabábamos cayendo en el agua mi kayak y yo en llamas; lo cual me exigía una habilidad física extra. En ningún otro momento de mi carrera lo hubiera podido hacerlo tan bien. El hecho de encontrarse cubierto de fuego, sin poder ver bien y sin poder respirar, suena muy fácil, pero a la hora de los golpes es algo mucho más complicado de lograr", señaló a Red Bull.

"Este reto se basó en hacer algo loco y ya. ¿Por qué? Porque podemos. La idea de combinar fuego con agua y aire parece increíble. Afortunadamente, conseguí el apoyo necesario y el equipo de profesionales. Desde el principio entendí que era algo muy peligroso. Era importante tener expertos. En cualquier otro momento de mi carrera con menos experiencia, no sé si hubiera sido posible", agregó.

En cuanto a las habilidades que tuvo que desarrollar, Ortiz señaló que "en alguna parte lo de la respiración. Para mí siempre es importante. Mi deporte es de agua, no somos seres acuáticos. Todo el tiempo estoy jugando con el tema de no respirar. Si cometo algún error en el río, puedo acabar en un lugar donde no pueda respirar bien. En este caso, desde que le empiezan a poner combustible a mi kayak dejo de respirar bien. Y cuando lo encienden, ya no puedo respirar. Es algo muy tóxico. Mucha de la preparación que he hecho de respiración cobró todo el sentido en ese momento. Me sirvió muchísimo: además de bajar mi ritmo cardiaco, cómo llenar bien mis pulmones, cómo vaciar el CO2, cómo preparar mi cuerpo para no respirar...

¿Cuánto tiempo estuvo sin respirar? Él lo explica: "En una caída son máximo 15 segundos normalmente. Ahora, le sumas otros 10 segundos. Realmente no es mucho sin respirar, pero el tema es el ritmo cardiaco y la adrenalina. Es como si vinieras en un auto sin combustible, pisándole a fondo con el turbo y tratando de rebasar en curva. Todo se vuelve más complejo. En el momento en que tienes flamas en la cara, todo lo que has preparado se escala. No puedes calmar tu ritmo cardíaco y hacerlo con calma cuando estás a contrarreloj. Al instante en que me prenden inicia una cuenta regresiva que podría terminar fatal", sentenció.

0 Comentarios

Normas Mostrar