COLO COLO

El día que Iván Morales pudo llegar al PSV de Holanda

El delantero podría partir de Colo Colo en junio. Su fichaje en Europa parece casi inevitable. "Si nos ofrecen US$5 millones, no tendríamos mucho que hacer".

"Critican a Messi, a Paredes, y no me van a criticar a mí", esa es la frase con que Iván Morales respondió a quiénes cuestionaron su presencia en la Roja. El delantero de Colo Colo es del gusto de Reinaldo Rueda. Pero no solo de él. También ha llamado la atención de varios clubes europeos: uno de ellos fue el PSV.

Según revela Aníbal Mosa, director y ex presidente de Blanco y Negro, hace un año y medio llegaron dos ofertas por el jugador desde el fútbol holandés. Sin embargo, la directiva optó por dejarlo en Macul. ¿La razón?

"Era una propuesta del PSV y una de otro equipo que ahora no recuerdo. Nosotros analizamos la situación y creíamos que aún faltaba que se fogueara porque recién tenía 18 años. Iván es una de las apuestas que tenemos, pero a mí me gustaría que primero se consolidara acá, en el primer equipo", cuenta el dirigente en AS Chile.

A fines del 2017 un medio italiano también señaló que Inter estaba detrás de Morales. El delantero habría sido observado en un empate 1-1 de la Roja Sub 21 ante Francia. En ese amistoso también estuvieron Brayan Cortés, Francisco Sierralta, Sebastián Vegas, Pablo Galdames y Angelo Araos, entre otros.

"Morales tiene buen biotipo para un mercado europeo. Es grande, guapo, aguanta bien la marca, tiene explosión. A los europeos le gusta mucho esos jugadores. Tenemos un brillante. Su clausula de salida es de cinco millones de dolares. Si nos ofrecen eso, no tendríamos mucho que hacer", agrega el empresario portomontino.

- ¿Pero si llega una oferta en junio, por ejemplo, usted preferiría dejarlo?
- Si es que la oferta es interesante para él y para el club, habría que analizarlo. Pero si a mi me preguntan, siempre he preferido potenciar el tema futbolístico que vender mucho. Si él le demuestra a Mario (Salas) que es una alternativa, puede hacer un buen trabajo acá. Y después partir. Es joven, no tiene para qué preocuparse. Si no es ahora, se lo llevarán en diciembre. Si no es ahí, será el otro año. Pero se lo van a llevar igual.