El genio de Paredes

Máximo goleador histórico de Colo Colo en torneos internacionales. A sus 38 años, Esteban Paredes sigue dando muestras de una sorprendente vigencia. Tras superar una lesión, anotó el tanto del triunfo frente Universidad Católica de Ecuador, por la Copa Sudamericana, y antes ayudó en el intento de remontada contra la UC e incidió en el alza del Cacique para vencer a Iquique.

Los tres partidos que han marcado su vuelta a la actividad competitiva dejaron en evidencia que el zurdo vive un presente de máxima lucidez futbolística. En momentos de alta discusión sobre intensidades de juego o ritmos de partido, Paredes dio una lección de inteligencia aplicada al movimiento (capacidad táctica), sin recorrer grandes distancias ni exhibir una velocidad despampanante.

Cuando volvió a jugar contra la UC en el Monumental su rol resulto clave en los dos descuentos de Andrés Vilches, otro delantero que interpreta bien el fútbol ofensivo, pero su falta de regularidad a veces lo condena. En la primera cifra alba, con un desplazamiento hacia el primer palo, el capitán colocolino juntó a Benjamín Kuscevic con Válber Huerta y Vilches ocupó en buena forma el espacio liberado para marcar de cabeza. 

Pero lo mejor del zurdo de ese día ocurrió en los instantes previos al segundo descuento del Cacique. Cuando Jaime Valdés recibió el balón por el centro, Paredes se movió lateralmente al espacio entre el central izquierdo y el lateral y quedó listo para ser habilitado. Vino el pase profundo del volante y luego la asistencia de Paredes a Vilches para el gol.

Los zagueros cruzados tenían controlado al zurdo, pero su desplazamiento horizontal en el momento en que el balón llegó frente a los defensas hizo que lo perdieran absolutamente de vista. Notable acción de desmarcación.

Después, el capitán local estuvo a un tris de marcar el 3-3 con un potente frentazo, pero Matías Dituro lo superó en destreza para contener el disparo. Sin embargo, en el trasfondo táctico de la jugada otra vez el zurdo brilló: al percatarse de que vendría el centro de Gabriel Suazo, desde el primer palo se movió hacia el otro poste mientras los centrales solo miraban el balón, y recibió libre para cabecear.

Ante Iquique, de nuevo Mario Salas lo hizo ingresar en el segundo tiempo. Cuando Colo Colo necesitaba asegurar el triunfo parcial por 1-0, con otro frentazo esta vez Paredes sí tuvo éxito, pues su acción terminó en el gol de Jorge Valdivia. Durante el repliegue de la zaga, ya libre de marca entre Mauricio Zenteno y Wilson Piñones, acompañó la jugada sin abandonar la posición favorable. Opazo envió el centro, cabeceó libre y, tras el rebote de Sebastián Pérez, fue gol de Colo Colo.

Y su última muestra de lucidez táctica también fue destacada. El análisis superficial de la acción pone acento en la asistencia de Valdivia, pero eso no es lo central de la jugada en el gol del triunfo ante la UC de Ecuador. La clave estuvo en la desmarcación de Paredes.

Se movió lateralmente desde el costado del área hacia el centro para recibir el balón frente al arco rival. Lo mejor fue el giro para quedar de cara al arquero: lo hizo dándole la espalda a la pelota y así ganó fracciones de segundos para definir, el tiempo justo que evitó el cierre del lateral derecho ecuatoriano. Otra genial maniobra ofensiva individual.

0 Comentarios

Normas Mostrar