COLO COLO

David Arellano: la historia del fundador inmortal de Colo Colo

Hoy se cumplen 93 años del fallecimiento del fundador de Colo Colo. El Club Social lo recordó: "Desde aquel día se convirtió en leyenda. Hay un recuerdo eterno".

0
David Arellano, el gran fundador de Colo Colo el 1925. ¿Dónde murió? Acá recordamos detalles de su vida.

Este 3 de mayo se conmemora un nuevo año del fallecimiento de David Arellano. Del 1927 al 2020 han pasado 93 años, pero David Arellano sigue en la memoria de hinchas y futbolistas. El Club Social y Deportivo Colo Colo lo recordó hoy como un hombre que "dejó un legado inmortal en el pueblo chileno".

El gran artífice de la formación del cuadro albo falleció en España producto de una peritonitis causada por un rodillazo mientras disputaba un amistoso. "Desde ese 3 de mayo se convirtió en leyenda y nuestra camiseta luce un luto eterno en su recuerdo", agregó la institución a través de redes sociales.

Con su muerte nació el mito y su nombre quedó estampado para siempre en Colo Colo. Algunas historias personales expresan la trascendentalidad que alcanzó el gran fundador del cuadro albo.

Arellano, incipiente futbolista

Nacido en el seno de una familia humilde de Santiago, luego de una etapa de vida en Arica, Arellano ingresó a estudiar a la Escuela Normal de Preceptores José Abelardo Núñez, donde desató su gran pasión por el fútbol. Desde allí, en el lugar en que se formaban los profesores de la época, pasó a integrar las filas de Magallanes, a los 17 años.

Fue bicampeón vistiendo la camiseta de uno los elencos fuertes de entonces y pudo llegar también a la Selección. Sin embargo, el paso del tiempo lo fue alejando de la cúpula directiva. Hasta dar un paso al costado y construir su propio camino, disgustado por la falta de renovación en la institución albiceleste. Se marchó para fundar Colo Colo.

Figura en la Selección

La gran capacidad de juego de Arellano le permitió llegar con un poco más de 20 años a la Selección chilena. Entonces, los equipos atacaban con cinco, con dos hombres ubicados en los carriles entre el '7', '9' y '11'. El fundador de los albos actuaba de insider izquierdo, entre el centrodelantero y el puntero izquierdo.

En esa posición jugó los Torneos Sudamericanos de 1924 y 1926. En este último, que se disputó en los Campos de Sports en Ñuñoa, Santiago, fue el goleador del certamen. A la sazón lo describían como un jugador con "juego sobrio y elegante, dominio de la pelota, buen cabeceador y disparo respetable, buen dribling, pase certero y organizador por excelencia".

Revolución Colo Colo

Adelantado para su época, Arellano dio muestras de su espíritu visionario inmediatamente en el surgimiento de Colo Colo. En un entorno donde primaba el chacoteo, los pelusones, el bueno para las tallas y también el alcohol se rebeló contra esas prácticas.

Desde el inicio impuso los entrenamientos, el uso correcto del uniforme, el saludo y la despedida frente al público en cada compromiso y el respeto permanente por el orden y la disciplina. Colo Colo era el equipo del juego científico, pues a lo anterior agregaba un gran rendimiento en la cancha: Arellano y los albos lograron coronarse campeones invictos de la Liga Metropolitana en su debut, en 1925.

Muy joven para morir

En el minuto 35 en amistoso contra el Real Valladolid, Arellano sufrió un golpe en el abdomen en el marco de la primera gira internacional de Colo Colo, en 1927. Lo que siguió después, cuando solo tenía 24 años, lo describe el escritor y periodista Edgardo Marín en su libro 'Historia total del fútbol chileno':

"Al acercarse su hermano, le dice: '¡Ay, Alberto, parece que ya no me levantaré más!'.

Luego, la carrera hacia el hotel. Las visitas de los médicos. La agonía que se estira en la noche de Valladolid hasta alcanzar la madrugada doliente del gran capitán. A las tres de la tarde, la Extremaunción y los encargos a sus hermanos: '¡Cuiden a mi mamá! Que sepa poco a poco esta desgracia'".