SURF

Comparan a las olas de Arica con Hawaii: "Son más peligrosas"

Comparan a las olas de Arica con Hawaii: "Son más peligrosas"

La ola que rompe en la ex isla El Alacrán de Arica es considerada de clase mundial. Al Gringo le llaman el pipe chileno ya que se asemeja a la onda que rompe en la isla de Oahu.

Arica, sede del Maui and Sons Arica Pro Tour QS 3000, recibe en estos días en la ex isla El Alacrán a surfistas de todo el mundo, que vienen en busca de obtener los puntos que le permitan clasificar al Championship Tour, pero también a otra cosa: probar el real peligro de El Gringo. 

La ola que rompe en la ex isla El Alacrán de Arica es considerada de clase mundial. Al Gringo, sede del campeonato, le llaman también el pipe chileno ya que se asemeja a la onda que rompe en la isla de Oahu: Banzai Pipeline

El cilindro de agua se debe a la posición cruzada que tiene el arrecife de picorocos ubicado a los pies del morro de Arica. La escasa profundidad permite al mar entregar uno de las tuberías más perfectas y a la vez más peligrosas del mundo, según lo mencionan los mismos competidores.

Ayer, Nick Marshall mencionaba que el poder de la ola se asemeja a un cuchillo persiguiendo al surfista. Hoy, las opiniones no son distintas. “Hay muchas rocas y la ola tiene poca profundidad. Hay mucho poder dentro de la ola. Es muy fácil lastimarse o lesionarse, sobre todo al dropear la ola. Tiene 10 puntos de peligrosidad, no me cabe duda”, opina el australiano Lucas Wrice.

El peligro de la ola siempre está latente y ayer ya tuvo una primera víctima. Se trata del francés Maxime Dos Anjos quien cayó desde la cresta de la ola, golpeándose fuertemente con el fondo. El resultado de dicho wipeout fueron dos dientes rotos y la eliminación.

“La ola es prácticamente una campana sobre las rocas. Si te caes en el tubo, te revuelcas en la plataforma de rocas que es bajísimo. Es peligroso en ese sentido pero por otro lado es hermosa. Es una ola verdaderamente increíble. Es única”, describe esta vez Darcy Crump (AUS).

Al ser consultado por ponerle nota a la peligrosidad de la rompiente (1 a 10), el oceánico la encasilla con una nota 9.5, lo que se traduce en que la onda ariqueña tiene un peligro inminente en cada surfeada.

Cabe mencionar que la comitiva de surfistas de australianos está acostumbrada a este tipo de olas, ya que en el país insular abundan rompientes de tipo reef break, las cuales rompen en plataformas de roca. Sin embargo, en Arica se encontraron con algo distinto y que incluso se atreven a comparar con Pipeline, la ola más peligrosa de Hawaii (USA).

El oriundo de Melbourne, Sandon Whittaker viajó por primera vez a la puerta norte del país y ésta es su opinión en torno a la poderosa onda: “La ola da mucho miedo. Todas las olas en Australia son de baja profundidad pero aquí es demasiado. Pipeline no es tan intimidante como el Gringo. La ola pareciera que tiene dientes”.