Competición
  • Copa Sudamericana

RED BULL NEYMAR JRS FIVE

Los chilenos que pasaron de jugar en la calle a codearse con Neymar

En sólo unos meses la vida de siete jóvenes cambió radicalmente. Dejaron atrás Antofagasta y viajaron a Brasil para representar a Chile. Ahí estarán con el crack del PSG.

En sólo unos meses la vida de siete jóvenes cambió radicalmente. Dejaron atrás Antofagasta y viajaron a Brasil para representar a Chile. Ahí estarán con el crack del PSG.

“Nos llamamos así porque es el lugar donde nos conocimos y hemos jugado toda la vida: la playa de Las Almejas en Antofagasta”, dice Jorge Cotrena, capitán de las Almejas FC, cuando le pregunta sobre el origen del nombre.  

Hoy ese grupo de amigos cambió las playas del norte, y las calles de Antofagasta por un escenario mayor. Por primera vez representan a Chile en el Neymar Jr’s Five, torneo de fútbol cinco contra cinco que se realiza en Brasil, y que es organizado por Red Bull.

Tuvieron que esperar cuatro años para lograrlo. Entre 2016 y 2018 se clasificaron a la final nacional, pero siempre quedaron eliminados. Ésta vez fue diferente, y en la definición disputada en el frontis de la Estación Central se quedaron con la corona. 

Para muchos de ellos es el primer viaje fuera de Chile. Para otros la oportunidad que no alcanzaron como profesionales. “Yo fui cadete de Colo Colo hasta los 16 años”, dice Cotreras. “Yo jugué en Antofagasta, Cobreloa, Mejillones", dice Jonathan. "Yo soy seleccionado chileno de fútbol calle", relata Brayan.


Todos ellos coinciden que están viviendo un sueño, pero aclaran que aún no está terminado.

Antes de irse les prometieron a sus amigos y familias ir a pelear la Copa, y así lo intentarán desde este viernes cuando comience la fase de grupo: Pakistán, Egipto y Chipre serán sus primeros rivales.


“Nos conformamos sólo con la Copa, y que nos las dé Neymar”, adelantan. Si llegan a pasar el primer paso, podrán toparse cara a cara con el crack del PSG, quien organiza el certamen en su Instituto. Si llegan a ganarlo incluso lo visitarán en la ciudad donde esté jugando, y compartirán durante cuatro días. Esto recién empieza.