Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

La mejor decisión de Alexis

Seguramente, nos habría gustado la 'heroica' de Alexis Sánchez en el Manchester United. Que el tocopillano se hubiera quedado en el cuadro inglés, recuperando el buen nivel que lo hizo destacar en el Arsenal, y a la larga triunfara en el club al que llegó como gran esperanza ofensiva. Pero el delantero optó por lo sano, marcharse al Inter de Milán. Todo lo que nos hubiera gustado ya no será posible.

Es la mejor decisión que pudo tomar Sánchez. A fines de enero de 2018, el chileno llegó al United con grandes expectativas. Era una de las figuras del fútbol inglés, lo que no es poca cosa considerando el 'billete' de los británicos para incorporar jugadorazos, y nunca brilló como en el Arsenal. Para peor, durante la última temporada empezó a lesionarse seguido, cosa inusual en el atacante. Entonces, la crítica se tornó aún más feroz en su contra.

En Italia, Antonio Conte lo espera feliz de la vida. De hecho, el comentario en el Calcio es que el DT presionó fuertemente para poder contar con el tocopillano. Confía en Alexis, siente que puede brindarle cosas que los '9' netos que son Romelu Lukaku y Lautaro Martínez no entregan. Es un entrenador que le da gran importancia a la seguridad defensiva, aunque arriba también necesita delanteros livianos, rápidos, con habilidad para atacar ágilmente y con eficacia. Claro, tipos como Alexis.

Conte se estrenó en la Serie A con el Inter como local ante el Lecce. Su equipo goleó por 4-0 y funcionó en la cancha del San Siro con un sistema de juego 1-3-5-2. De atacantes actuaron Lukaku y Martínez y en este contexto táctico Sánchez encajaría bajo la siguiente forma: reemplazando a un centrodelantero para generar el escenario ofensivo de un hombre de área junto otro con aptitudes para funcionar alternadamente por las puntas.

Lo probable es que el argentino Martínez sea el 'sacrificado' para ceder su espacio en la titularidad a Sánchez. El Inter se gastó una fortuna en el fichaje de Lukaku, 'compadre' del Alexis en el United, y el belga tendría que andar muy mal en la cancha para que Conte lo vaya a sentar en la banca. Ni más ni menos, sería tener 65 millones de euros en la suplencia.

Hay buena onda entre Alexis y Lukaku. Tanta, que en sus primeras declaraciones como jugador del Inter, el belga hizo una defensa a brazo partido del chileno. Aseguró que fue una especie de chivo expiatorio de todos los males que evidenciaba el United. Que hayan estado juntos en la cancha durante los últimos años y también que haya feeling entre ambos, por supuesto que hará más favorable la inserción del chileno en el ataque interista.

Algo parecido sucedió con el tocopillano en la reciente Copa América. En las canchas de Brasil dio toda la impresión de que Sánchez se sentía como en casa, compartiendo en ataque con gente con fiato en términos futbolísticos. Hasta que se lesionó en el duelo ante Perú, el delantero jugó mucho mejor de cómo lo venía haciendo en el United.  

Ahora, parece estar todo alineado en Italia para que Alexis recupere el talante y vuelva a ser un jugador de renombre en el fútbol europeo. Nos hubiera encantado que esto ya estuviera pasando en el United porque, claro, en el último tiempo el equipo jugó bien como la 'mona', pero sigue siendo un club de enorme peso mundial.

El Inter, en cambio, tiene historia, pasado, prestigio, pero a nivel global no es lo mismo. La presión en el cuadro lombardo es de tono local más que internacional y esa bajada de revoluciones puede ser concordante con un plan de recuperación futbolística. Esto es lo que busca Sánchez y por eso es el mejor destino para volver a ser el de antes.