CHILENOS POR EL MUNDO

El PF chileno que entrena a Mascherano y Lavezzi en China

Dudley Hitchman arribó en mayo de este año al Hebei: “Mi llegada causó revuelo porque el club tuvo que pagar como si fuese un jugador”.

El PF chileno que entrena a Mascherano y Lavezzi en China

Son cerca de las diez de la mañana en Corea del Sur y Dudley Hitchmann (49) contesta el teléfono a AS. El Hebei, donde él es preparador físico, se trasladó hasta ese país durante la paralización de la fecha FIFA. Muy cerca de él están Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi, dos de las grandes figuras que pertenecen al plantel. El chileno cuenta cómo ha sido su última experiencia.

“Mi llegada a Hebei se produce por el mister Xian (Xie Feng). Trabajamos juntos el 2009 en Shenzhen. Nos fue muy bien, pero después tomamos diferentes rumbos. Yo me fui a Europa y México. El profe siempre quería trabajar conmigo y ahora ocurrió algo muy inusual…”, dice Hitchmann.

- ¿Por qué fue inusual?
- Porque me sacaron de un equipo donde tenía contrato por tres años (Segunda División). Pagaron como si fuese un jugador, así que causó un revuelo grande acá en China. Cuando llegamos, el equipo estaba último con cinco puntos y ahora ya estamos en el puesto 12. Hemos trabajado todos juntos y logramos una comunión interna. Quedan siete partidos, y cada uno será una batalla para no descender porque el club cuesta mucho dinero.

- ¿Qué significa trabajar con jugadores como Mascherano y Lavezzi?
- He tenido la fortuna de trabajar con grandes jugadores, no solamente con ellos. He estado con jugadores son de nivel mundial. Pero sí, son futbolistas que en cada práctica dan el mil por ciento y eso es responsabilidad mía y de ellos. A estos gladiadores los motiva otra cosa: el afán de ganar. Son competitivos hasta en las bolitas. Nadie quiere perder. Cada vez que entramos al campo de juego, o al gimnasio, es una exigencia al máximo.

- ¿Cómo describiría a los dos jugadores según lo que usted ve en la interna?
- Lavezzi es un ganador de raza. Tiene un gran carácter y una personalidad. Javier va a seguir los mismos pasos de ‘Cholo’ Simeone. Será un buen técnico, un líder, porque ve el fútbol de forma excelente. ¿Mi relación con ellos? Es buena, con todos. Para algunos soy un hermano mayor, para otros un padre y para otros el profesor. Mi trabajo es alargar la carrera del futbolista, y hacerle entender que su profesión es una muy exquisita, pero que se acaba muy luego. Entonces hay que estar muy bien preparados, especialmente en el fútbol de ahora que tiene mucho contacto y mucho físico. A los talentosos debemos cuidarlos.

La extensa trayectoria de Dudley Hitchmann

El profesional comenzó su carrera como futbolista en Palestino. Mismo club donde inició su trayectoria como preparador físico tiempo después: “Fui el auxiliar de Alejandro Coch cuando estaba Manuel Pellegrini”, señala. “Me llamó mucho la atención la medicina del deporte y a los 22 años me fui a Estados Unidos a la universidad”, cuenta. Y así partió todo.

“Trabajé en Los Ángeles Galaxy de la MLS, y en la Selección Norteamericana. Después estuve en Atlante, San Luis, Pumas y Jaguares de México. En Europa quedé entre los diez mejores preparadores físicos de un curso del Real Madrid. Florentino Pérez me dio el certificado. También estuve en el Barcelona. Soy el único que ha estado en los dos grandes”, dice.

El 2006 fue preparador físico de Carlos de los Cobos con la Selección de El Salvador. “Hicimos una gran campaña, pero quedamos cortos para ir al Mundial”. El 2009 partió a China (Shenzhen) con el brasileño Edson Tavares, técnico que dejó el cargo meses después. Lo reemplazó Xie Feng como interino. El mismo DT que lo llevó a Hitchmann a Hebei este 2019. Una década después.

- ¿Volvería a Chile?
- He tenido acercamientos de unos equipos, pero nada en concreto. Sí me gustaría ir a dejar huella, con todo mi recorrido y todo lo que he aprendido en el mundo. Pienso que el preparador físico de hoy es una persona muy importante que guía al jugador, y lo puede orientar hacia lo que espera al futuro. Me gustaría hacer escuela porque Chile debe tener grandes preparador físicos, con hambre de trascender.