EVERTON 2 - CURICÓ UNIDO 1

Everton gana un partido clave y se aleja de la zona de descenso

Los viñamarinos dominaron en el primer tiempo, pero golpearon a Curicó en la segunda etapa con goles de Berríos y Cerato. Los visitantes no escapan del fondo.

Everton gana un partido clave y se aleja de la zona de descenso
RAUL ZAMORA/PHOTOSPORT

Everton ganó una verdadera final en Viña del Mar. Los dirigidos por Javier Torrente recibieron a Curicó Unido, rival que en la previa tenía los mismos puntos que los de la Quinta Región. Sin embargo, la paridad en unidades no se vio reflejada en Sausalito. Los locales ganaron merecidamente por 2-1 y se escapan de la zona baja de la tabla. 

El primer tiempo de Everton fue muy bueno. Dominó el balón desde el comienzo y atacó tanto por el sector de Maximiliano Cerato como por el de Diego Orellana y Fernando Arismendi. La primera llegada local fue a los 13 minutos por medio de un anticipo de Cerato que se fue cerca. Luego un par de remates de Isaac Díaz y el propio Arismendi provocaron las buenas reacciones de Jorge Deschamps que sostuvo la igualdad en la primera mitad.

Curicó, que presentaba a Hugo Vilches como su nuevo DT, recién despertó en el complemento. Gabriel Vargas quedó solo frente a Cristian Campestrini que salvó de gran forma. Luego, a los 62', un gran contragolpe liderado por Cerato y Álvaro Ramos dejó mano a mano a Gonzalo Freitas, que definió muy mal ante el achique de Jorge Deschamps.

Pero seis minutos después llegó el desahogo ruletero. Cerato envió un centro al área, Isaac Díaz lo pivoteó y Benjamín Berríos anticipó a todos para abrir la cuenta. 

Cuando faltaban 15 minutos, Everton liquidó el partido. Felipe Saavedra bajó en el área a Maxi Cerato y el juez Eduardo Gamboa cobró penal y expulsión para el lateral curicano. El mismo Cerato anotó con un remate esquinado que batió a Deschamps. 

Gonzalo Freitas dejó con 10 a Everton por una polémica segunda amarilla que lo dejará afuera del partido clave ante Universidad de Chile. 

Curicó revivió gracias a un error de Gamboa, quien cobró un penal insólito. Cerato ni siquiera tocó a Daniel Franco que le erró al balón tras un centro. Para el juez eso fue falta que aprovechó Diego Vera en el primer minuto de descuento. Los maulinos fueron con todo por el milagro, pero no les bastó. Everton respira y Curicó sigue hundiéndose.