LA ROJA

El desconocido examen para verificar la edad de los Sub 17

Cuatro jugadores de la Roja fueron sometidos a un control sorpresivo de la FIFA en Brasil. El objetivo es evitar fraudes con la edad biológica.

Cuatro jugadores de la Roja fueron sometidos a un control sorpresivo de la FIFA en Brasil. El objetivo es evitar fraudes con la edad biológica.
DEPOR/PHOTOSPORT

Era una jornada tranquila para la Roja Sub 17 en Goiania, cuando hasta el Hotel Clarion, lugar de hospedaje de la selección chilena, llegó una comitiva de la FIFA a realizar un examen sorpresa a cuatro de los jugadores del equipo.

Los sorteados fueron Nicolás Garrido, Diego Carreño, Alexander Aravena y Kennan Sepúlveda, quienes debieron someterse a una resonancia magnética a la muñeca (IMR), prueba que lleva adelante el organismo desde el año 2009 para verificar la edad biológica de los jugadores y prevenir fraudes con ello.

A través de la resonancia, se puede determinar la edad osea de un jugador, mediante la examinación del cartílago episifario que permanece abierto durante el crecimiento y que se cierra aproximadamente a los 17 años.

Así, se verifica que no esté completamente cerrado y, de estarlo, es porque el jugador ya superó los 17 años.

La medida comenzó a llevarse adelante debido a las dudas que generaban principalmente las selecciones africanas en los torneos antiguos respecto a la edad de sus jugadores, quienes eran inscritos a veces años después de su nacimiento, sacando ventaja física por ello.