Copa Davis

Las claves que explican la mala Copa Davis de Chile en Madrid

El equipo de Nicolás Massú solo ganó un partido y tres sets de 13 posibles. Los fallos en los momentos fundamentales es uno de los factores.

Las claves que explican la mala Copa Davis de Chile en Madrid
SUSANA VERA REUTERS

La actuación de Chile en las Finales de la Copa Davis 2019 se maquilló en la jornada de hoy debido a la derrota por 2-1 frente a Alemania, líder de la zona y que junto a Argentina clasificó a cuartos de final. Sin embargo, el balance final para el equipo de Nicolás Massú no es el mejor. El equipo falló en el estreno y terminó jugando eliminado desde el primer partido del día ante los europeos. ¿Cuáles fueron las claves del mal rendimiento de los nacionales en Madrid? 

Mal manejo de la presión 

Nicolás Jarry sigue en su racha negativa y a eso se le suma que falló en los momentos importantes de los cuatro sets que jugó en singles. Le quebraron en todos los últimos turnos de saque de cada parcial que jugó, situación que deja en evidencia su inconsistencia en la actualidad. En los momentos que más necesito del saque, este le falló, sumado a que no logró dañar con el segundo intento.

La mala lectura de las jugadas claves terminó complicándolo al punto de no ser confiable con su servicio por más que en el resto de los sets ganó los juegos de manera cómoda. De hecho, contra Guido Pella perdió solo 15 puntos con su saque, pero la mayoría fue determinante. 

Lo mismo pasó con Cristian Garin frente a Diego Schwartzman. Tuvo un buen porcentaje de primeros servicios, pero la gran devolución de su rival lo envolvió en una espiral de la cual no pudo salir. Apenas salvó el 40 por ciento de break points, situación impensada para el resto del año. Jugar 0-1 en la serie le afectó para no desplegar sus armas. 

El saque de Podlipnik no es garantía

Ha sido una constante en las últimas series. El dobles chileno sufre con el saque del jugador más experimentado en esa modalidad. En la mayoría de los turnos de saque de 'H-Pod', Chile sufrió en demasía, además que el trabajo en la red de Jarry no fue el mejor, por lo que jugando así, la dupla no estuvo cómoda. No ha sido la única vez que el servicio ha complicado a Podlipnik.

En la serie contra Austria en Salzburgo, fue el debutante Tomás Barrios, el que sacó la cara por el dúo. La experiencia de Podlipnik ya no es garantía, y será una situación que Nicolás Massú deberá revisar para llaves futuras. 

Los problemas en la devolución 

Chile no compitió bien en este ámbito. Nicolás Jarry hoy apenas ganó seis puntos de 44 posibles con el servicio de Philipp Kohlschreiber y el martes contra Guido Pella fueron 12 de 42. Jarry nunca estuvo del todo cómodo en la superficie. La pelota rápida y baja lo expusieron a errores aún mayores a los ya acostumbrados en los últimos tiempos. 

En total, Garin quebró cuatro veces en dos partidos y Jarry apenas una. 

La diferencia en los games

Era uno de los puntos que podía definir el futuro de Chile en la Copa Davis, y ya el primer día la tarea se convirtió en titánica. Los de Massú ganaron muy pocos juegos y eso fue fatal. Cedieron mucho el saque y quebraron poco.