ACUSACIONES

Maltrato psicológico: las graves denuncias que complican a la gimnasia

Cuatro jóvenes aseguran que sufrieron humillaciones por parte de Isabel Lazo y sus hijas Martina y Simona Castro. La Oficina por el Respeto del COCh aún no tiene una resolución.

0
Maltrato psicológico: las graves denuncias que complican a la gimnasia

Entre las múltiples denuncias que se difundieron en redes sociales durante las últimas semanas, hay una que golpea a la gimnasia chilena. Cuatro jóvenes entregaron testimonios al sitio Faro Deportivo sobre humillaciones y maltrato psicológico por parte de la entrenadora Isabel Lazo.

Las personas, que no fueron mencionadas para resguardar su identidad, explican que las conductas han sido reiterativas durante los últimos años: “Isabel y sus dos hijas (Martina y Simona Castro) se encargaron de romper mis sueños”, dice una de las denunciantes.

“Cuando hablaba con gente de otros deportes, a ellas no les gustaba. Con esto me trataban de maraca, fácil, suelta o me decían que era lesbiana, ya que me juntaba mucho con una amiga de atletismo”, es otro de los testimonios. “Nos prohibían hablar con hombres”.

“¿Por qué no te vas al psiquiátrico con tu mamá?”, le habrían dicho a una joven que tenía a su madre con depresión, según cuentan en el mismo medio.

Las consecuencias, de acuerdo a la información del artículo, fueron similares: varias jóvenes optaron por dejar el deporte. Algunas recurrieron a la Federación, o a la Oficina de Respeto del Comité Olímpico. Sin embargo, la reacción no fue tan contundente como esperaban.

“Nunca nadie me dijo: ‘señora, su caso no amerita ser investigado’”, señalan los padres. Desde el COCh, María Loreto González, experta en delitos sexuales, asegura que el caso está siendo investigado. Tomás González, en tanto, apuntó que “es algo repetitivo en el tiempo. Cualquier trato abusivo no tiene que ser tolerado”.

Makarena Pinto, una de las gimnastas del Team Chile, conversó con Biobio este viernes: “Es lamentable. Hace muchos años también tuve un percance, y logré salir a adelante. En su momento no tuve la ayuda de nadie, pero yo tuve que dejar de hacer gimnasia dos años por los problemas. Es complicado, es difícil que sigan pasando cosas y que sigan niñas afectadas”.