Tenis

"Una vida irreal": la sincera reflexión de Jarry por la crisis social

El tenista nacional abordó diversos temas de su carrera como tenista y profundizó en lo que ha sido el estallido social en nuestro país.

"Una vida irreal": la sincera reflexión de Jarry por la crisis social

Nicolás Jarry tuvo un año de altibajos y en entrevista con La Tercera abordó los diversos problemas de su temporada, el reciente cambio de entrenador y también mostró su clara postura acerca del estallido social que ocurre en Chile.

"No puedo entender las dificultades de la vida de quienes lo hacen. Básicamente porque yo he tenido demasiada suerte en la mía. No he tenido trabas, sí pude cumplir mis sueños, he gozado de privilegios", confesó.

"Viajo todo el año, no me falta trabajo, no sufrí injusticias sociales, recibí una buenísima educación en un buen colegio. Siempre mi familia me apoyó sin problemas. Como tenista de élite vivo una vida de lujo, en hoteles cinco estrellas, con traslados en autos cómodos, con comida rica y gratis. Es una vida irreal", añadió.

Luego, fue más allá y recalcó que "es muy fresco de mi parte ponerme a hablar de ellos (los que destrozan o saquean), a apuntarlos con el dedo, si es que yo viví siempre con privilegios. Entonces, ¿cómo voy a ponerme a juzgar? Romper algo no está bien, pero después hay que pensar en todas las necesidades que esta gente no pudo satisfacer, acarreando a la vez una vida difícil de vivirla".

Las razones de su declive

Jarry acabó el 2019 en el número 77 del mundo, pero más allá de eso, la preocupación está centrada en la magra racha que lo acompañó en la segunda parte del año: no gana un partido desde julio.

"Mi cabeza y mi cuerpo se relajaron después de haber ganado mi primer torneo. Fue algo que busqué tanto tiempo, con intentos fallidos. Y cuando lo conseguí, llegó también el relajo. Volver a prenderse es difícil. Es de las cosas más difíciles en un deporte así. Tocas la gloria y después, hay que trabajar más duro aún para no soltarla. Muchos jugadores llegan al top ten y después salen de ahí porque se relajaron y no volvieron más", apuntó.

Finalmente, sobre qué cosas debe trabajar para el 2020, su respuesta es clara. "Mejorar en cemento es la clave. Ahí tengo que ser una amenaza para cualquier jugador. Lo soy en arcilla, donde he anotado todas mis finales. Pero la regularidad tiene que pasar por las pistas duras. Así aumentaré la confianza y llegarán éxitos