AS Aventura

El surf marca la pauta con la igualdad de género

La igualdad de género es una bandera de lucha que aterrizó en el surf, en medio de la discusión de la inclusión de la mujer en la nueva Carta Magna.

0
La igualdad de género es una bandera de lucha que aterrizó en el surf, en medio de la discusión de la inclusión de la mujer en la nueva Carta Magna.
@PabloJimenez_photo

Ya han pasado casi tres días desde que concluyó la sexta edición del Maui and Sons Pichilemu Womens Pro by Royal Guard. El bicampeonato de Analí Gómez (PER), el poco tamaño del oleaje y el carbono neutral fueron los grandes temas que marcaron la competencia realizada en la playa de Punta de Lobos.

Sin embargo, hay una arista que trascendió por sobre todas las demás: la igualdad de género. La World Surf League, ente mundial del surf competitivo profesional, dirimió que desde este año, la cifra de premios tendrá igualdad económica en todos sus géneros (masculino y femenino). Un gran paso que se actualiza a una nueva era donde las mujeres son las protagonistas.

“Esto es un proyecto que tiene 3 años en la World Surf League. A pesar de que tenemos 5 o 6 veces más surfers hombres que mujeres, es una forma de compensar el excelente nivel que tienen las damas sobre la tabla. Es una forma de incentivo para poder equiparar la cancha con el sexo masculino”, destaca el director general de la World Surf League para Sudamérica, Roberto Perdigao.

La medida ya se implementó en el campeonato realizado en la VI región y que vio coronar a la incaica oriunda de Punta Hermosa. Es más, es la misma Analí Gómez valora esta gran justicia para todas las surfistas.

“Al comienzo no fueron los mismos premios. Con el tiempo ha ido cambiando porque al final gastamos todos lo mismo para competir en el mismo evento. No puede ser que ellos tengan U$ 8000 dólares en premios y nosotros 3000. Gastamos todos el mismo pasaje. Sé que la WSL está cambiando esto. Tiene que ser igual para todos”, resalta la bicampeona del Maui and Sons Pichilemu Womens Pro by Royal Guard 2019.

La chilena Lorena Fica tampoco se quiso restar de este debate. La ariqueña ubicada en el segundo puesto del ranking de Latinoamericano complementa que a nivel país ya se hace una repartija equitativa de premios para damas y varones.

“La verdad es que antes del movimiento social, ya había habido cambios a nivel nacional. Por ejemplo, la igualdad de premios en cuanto a la repartija de dinero para los primeros lugares en relación a los hombres. Se han tomado medidas y esto sin duda que va progresando. Cada vez más, las mujeres y hombres están a la par. En este deporte no hay tanta desigualdad como en otros. Los premios son iguales para ambos sexos en el circuito nacional. Va mejorando de a poco”.

En tanto, la argentina Josefina Ané, cuenta que muchas veces se ha sentido discriminada o acosada en algunas playas por ser mujer. Las marplatense recorre olas de Perú, Chile o Brasil buscando olas para entrenar. En muchas de esas olas, gran parte de los surfistas son hombres. No obstante, destaca que la igualdad de género y el feminismo dentro del deporte de tabla está un poco mejor que en otras décadas.

“Cada vez hay más chicas que quieren surfear. El surf se está poniendo interesante para nosotras. Hay que estar feliz y atentas a esta nueva era que se viene. Tenemos que aprovecharlo. La igualdad de premios nos da una motivación extra para poder seguir el circuito”, argumenta la trasandina.

El World Qualyfing Series consta de 37 fechas en todo el globo terráqueo. Cada surfista gasta alrededor de 1500 dólares o incluso más durante los fines de semana que se realiza cada torneo. “Seguir el circuito de la WSL nos cuesta lo mismo que a un hombre entre pasajes, estadía e inscripciones”, recalca Ané

“Es algo que se tiene que dar por hecho”

Cuesta entender que algo de sentido común siga siendo en algunas sociedades un tema tabú. Desde que comenzó el estallido social en nuestro país, el movimiento feminista se ha expandido por casi todo el mundo buscando los mismos derechos y un trato justo. La disciplina deportiva del surf no se queda atrás pese, a que algunas tablistas apuntan a que el trato justo hacia el género femenino debe ser un derecho universal

“Es una pena que todavía estemos hablando y remarcando que haya igualdad. Es algo que se tiene que dar por hecho. Tanto las mujeres como los hombres en cualquier ámbito, trabajamos muy duro día a día. Eso tiene que ser recompensado porque entrenamos las mismas horas, pagamos los mismos viajes y al final es un trabajo que debe tener réditos”, expone la surfista vasca Ariana Ochoa.

“Yo siempre he sido defensora de la mujer. Creo que estando unidas, se va a conseguir más que yendo cada una por su parte. Es una buena iniciativa remarcar que la mujer tiene poder, inteligencia y que hacemos grandes cosas para nuestra sociedad. Por ende, no se le deben mirar en menos”, concluyó la oriunda de Bilbao quien optó por quedarse unos días más en la playa de la VI región para disfrutar de olas con mayor tamaño.