Especial fin de año

Los títulos de Garin y Jarry que recuperaron la tradición de Chile en el circuito ATP

Los dos mejores jugadores del país lograron tres títulos en singles que volvieron a meter a Chile en la élite mundial del tenis.

0

La temporada 2019 quedará marcada para siempre en el tenis chileno. Fue el año en que los jugadores nacionales volvieron a festejar en la élite del ATP Tour. Tanto Cristian Garin como Nicolás Jarry cortaron una extensa racha sin títulos y reintegraron al país a un sitio al que perteneció durante años por el talento de Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú.

El primero fue Garin en Houston. En abril de este año, el chileno logró su primer título tras una semana perfecta. En el debut, superó a Pablo Cuevas y en octavos derrotó a Jéremy Chardy, segundo sembrado del torneo, ante el que salvó seis puntos de partido.

Posteriormente, se deshizo fácilmente de Henri Laaksonen en cuartos y dio un golpe de jerarquía al derrotar al local Sam Querrey en dos sets para acceder a la final.

En la definición, Garin sufrió ante el noruego Casper Ruud, pero terminó quedándose con el título luego de ganar 7-6(4), 4-6 y 6-3.

Dos semanas más tarde, Garin volvió a festejar. Aquella vez lo hizo en Múnich, donde dejó en el camino a Yannick Maden, Diego Schwartzman, Alexander Zverev, Marco Cecchinato y a Matteo Berrettini, a quien derrotó por 6-1, 3-6 y 7-6(1). Ese torneo depositó a 'Gago' entre los 40 mejores del mundo.

La mejor semana como profesional de Nicolás Jarry se dio en Bastad (Suecia), en julio. El chileno mostró un gran tenis en un torneo en el que superó a Henri Laaksonen, Mikael Ymer, Jéremy Chardy, Federico Delbonis y a Juan Ignacio Londero en la definición (7-6(7) y 6-4).

Además, Nico Jarry festejó en Río de Janeiro junto a Máximo González en el dobles del ATP 500 brasileño.

De esta forma, Chile sumó tres títulos en singles más otro en dobles en un año inolvidable que se coronó con la participación nacional en las Finales de la Copa Davis 2019. ¿Qué pasará en 2020? Por ahora lo único cierto es que ambos tenistas deberán defender varios puntos para mantenerse en la élite. En su país, ya quedaron en la historia.