Entrevista As

El '9' goleador que Colo Colo y Salas proyectan para el futuro

Debutó en la Noche Alba ante la Roja Sub 23, después de nueve años exitosos en el Fútbol Joven. Luciano Arriagada es una de las grandes promesas del club.

0

Luciano Arriagada no se cansa de marcar goles en el Fútbol Joven de Colo Colo. Con 17 años, el delantero brilló en cada categoría que jugó: siempre peleó entre los máximos anotadores y ganó múltiples títulos desde la Sub 10 en adelante. Hoy, después de debutar con el primer equipo en la Noche Alba, vive sus días más felices.

Lo sentí como un premio por todos mis años en las juveniles. Es una señal de que estoy haciendo las cosas bien y espero lograr más objetivos”, dice en conversación con As. Mario Salas lo hizo ingresar en el segundo tiempo ante la Roja Sub 23, y Arriagada cumplió con una destacada participación. Incluso, sacó varios aplausos.

El jugador, que es considerado uno de los ‘9’ con mayor proyección en las cadetes, llegó en abril del 2011 (con 9 años) al Monumental a través de una prueba de jugadores. “Don Abel Sepúlveda es uno de los mejores amigos de mi abuelo. Él lo gestionó para que pudiera ir a probarme”, cuenta Arriagada.

Nueve años más tarde, el atacante se gana la confianza de Mario Salas. “El cuerpo técnico me enseña día a día. Es muy bueno”, dice. Al DT le gusta Arriagada, especialmente por una razón: “Me encanta jugar de centro delantero, pero puedo jugar por todo el frente de ataque, ya sea por izquierda y por derecha”. En Colo Colo sienten que responde en cualquiera de esas posiciones.

“He vivido años inolvidables con mucha alegría y mucho aprendizaje. Cada año evoluciono como jugador y persona, y eso se lo tengo que agradecer al club. Hoy creo que mi principal virtud es hacer goles. Me siento muy feliz cuando ayudo a mi equipo con eso”, agrega.

- ¿Cómo es tu relación con los futbolistas más grandes?
- Es una relación de confianza y respeto porque lo que estoy viviendo es un sueño que siempre tuve. Jugar y entrenar con esta calidad de futbolistas es algo increíble para cualquier niño. Cualquiera quisiera estar en mi posición. Siempre me recibieron bien, me dan consejos, me dicen que lo debo mejorar y me motivan aún más cuando hago las cosas de buena forma.

- ¿Qué consejos te da Esteban Paredes?
- Siempre me alienta a hacer las cosas de la mejor manera, y me dice que no tenga miedo a equivocarme. Trato de aprender de cada jugador, pero sobre todo con él, que juega en mi puesto. Aprendo cómo se mueve en el área, la facilidad que tiene para hacer goles, cómo juega de espalda, o veo la voz de mando que tiene dentro del grupo. Es muy inteligente y trato de adquirir todo eso para incluirlo en mi juego. Creo que así voy a evolucionar.

Arriagada jugó ante la Roja de Bernardo Redín en el Monumental.

- ¿Sientes que puedes ser el 9 del futuro en Colo Colo?
- Es muy pronto para afirmar eso, pero sí estoy concentrado en trabajar duro y seguir paso a paso. Con sacrificio, todo se puede lograr. Por ahora quiero aprovechar mi oportunidad, sumar minutos y ojalá consolidarme en el plantel adulto, que es un sueño de niño. Me lo tomo con calma y vivo estos días con tranquilidad. No quiero apresurar nada. Yo solo pretendo seguir entrenándome al 100 por ciento con este grupo de tanta jerarquía.

- ¿Pudo compartir con Matías Fernández estos días?
- Es una muy buena persona. Lo considero un ídolo. Es humilde, siempre tiene ganas de entrenar y es muy simpático. Estoy seguro que será un gran año para él. Nos apoya, nos aconseja, se ríe con nosotros y nos bromea. Tenemos muy buena relación con él, y eso claro que lo valoro.

- ¿Qué significó para ti jugar la Noche Alba?
- Fue una noche llena de emoción, de alegría y felicidad por jugar ante toda la hinchada de Colo Colo. Al principio estaba medio nervioso, pero después, cuando empecé a agarrar la pelota, tomé confianza y pude hacer lo que sé. Mis compañeros y el cuerpo técnico me dieron toda la confianza, y eso me hizo sentir muy cómodo. La alegría de mi familia también me motivó mucho porque fueron todos a verme. Solo fueron algunos minutos, pero lo viví a concho. Cuando hice una jugada y la gente me aplaudió, de verdad sentí mucha felicidad. Nunca se me va a olvidar.

Arriagada junto a Vicente Pizarro, otro de los juveniles que entrenan con el primer equipo.