Cristian Garin
Diego Schwartzman
1 Set 2 Set 3 Set
2 6 6
6 4 O

ATP Córdoba

¡Garin es campeón!

El tenista nacional remontó tras caer en el primer set ante Schwartzman, mostró un nivel superlativo y se quedó con el ATP 250 de Córdoba, su tercer título.

¡Garin es campeón!

Cristian Garin ganó su tercer título ATP. El mejor tenista del país se impuso a Diego Schwartzman (14°) por 2-6, 6-4 y 6-0, ganando así el Córdoba Open, su tercer título de la categoría 250, tras la obtención de Houston y Munich el año pasado.

El chileno comenzó firme con su saque. Ganó de manera cómoda el primer game y, además, generó una oportunidad de quiebre en el segundo juego. Sin embargo, ‘Peque’ logró mantener su servicio y, desde ahí, encontró su mejor nivel.

En el tercer game, el trasandino comenzó a apurar a la primera raqueta nacional, jugó profundo y a las líneas, y se quedó con el primer break del encuentro. El 31° del ránking no se dio por vencido y salió con todo a intentar igualar el marcador. Así, se puso 30-40 y, tras un largo rally, obligó el error de Schwartzman y equiparó el marcador.

Pero, desde ahí, sería todo para el argentino. El primer sembrado del ATP de Córdoba encadenó cuatro games seguidos y se quedó con la primera manga rápidamente. Su juego de fondo de pista –con aperturas, drives paralelos y un revés profundo- incomodó al tenista chileno, que no encontró la vuelta.

En el inicio del segundo set, el trámite fue similar. Los juegos de saque de Garin se complicaron más de lo debido y, en el tercero, debió salvar tres chances de quiebre tras quedar 0-40. Salir ileso del complejo momento pareció darle mayor confianza al ariqueño, quien se mostró menos errático que en el set inicial y comenzó a jugar más suelto. Así consiguió el quiebre en el sexto game.

El siguiente juego fue uno de los mejores del cotejo. El local volvió a tener opción de rotura, pero Garin salvó y, tras varios deuce y puntos larguísimos, se quedó con su juego de servicio. Sin embargo, cuando sacó 5-3 para quedarse con el parcial, se mostró dubitativo en un smash, dejó un dropshot en la red y, finalmente, envió un revés largo, para ceder su saque una vez más.

La reacción del chileno en el 5-4 fue total. Conectó buenos tiros, mostró la rebeldía necesaria y volvió a quebrar para quedarse con una segunda manga que varió mucho y donde la hostilidad del público argentino, con pifias en cada reclamo de Garin, se hizo cada vez más evidente. Le tocaba jugar contra todo y todos en el set final.

Y así lo hizo. No dio chance alguna al argentino en el último parcial, quien se mostró muy desconectado del partido, discutiendo constantemente con su box técnico, pidiendo el auxilio del público, pero nada funcionó con el increíble nivel del chileno. Quebró en el segundo, cuarto y sexto game y ganó rápidamente el tercer y último set por 6-0. Garin apabulló a Schwartzman y se coronó en el primer torneo de la gira sudamericana de arcilla.