Entrevista AS

“El mayor dolor de mi vida fue no haber seguido en Colo Colo”

Defendió más de 15 clubes, pero dice que sus meses en Chile lo marcaron para siempre. Leandro Franco recuerda sus días en Macul, donde se fue sin perder partidos.

“El mayor dolor de mi vida fue no haber seguido en Colo Colo”

Leandro Franco tiene una marca privilegiada en Colo Colo, y aún no lo sabe. No hay muchos jugadores que se fueron del Monumental sin perder un solo partido. Él es uno de ellos. El ex atacante brasileño se entera de ese registro en medio de una conversación con AS, donde recuerda sus meses (2005) en el fútbol chileno.

Su mayor tristeza fue un penal que falló ante La Serena, en cuartos de final: “Era muy joven y lo sentí mucho porque Colo Colo quedó eliminado. Me marcó, y por eso preferí volver a Brasil”, dice alrededor de 15 años más tarde. Leandro dice que hasta hoy se arrepiente de haber salido del club.

“El resto del equipo se quedó y siguió adelante. ¡Y llegaron a la final de la Sudamericana!. Creo que debí aguantar y seguir firme para dar la vuelta en Colo Colo. No haber seguido es es el mayor dolor de mi vida. Después me costó mucho volver a un equipo tan grande”, contó Franco a As.

- ¿Le hubiese gustado volver?
- Sí, lo pensé de todas maneras. El 2008 y el 2009. Necesitaba esa revancha en Colo Colo. Yo solo estuve 8 meses, pero tengo un cariño enorme por el club. Pero como te digo, cuando fallé ese penal, no tuve la fortaleza de soportar la presión porque hubo muchas críticas de la prensa. Me afectó mucho.

- ¿Colo Colo fue el club más importante de su carrera?
- Estoy seguro que sí, por el plantel que teníamos, por la cantidad de jugadores y por los grandes nombres que habían. Había chicos que estaban recién creciendo, y había otros experimentados, con (Héctor) Tapia y (Luis) Mena, entre otros. Era un plantel que tuvo a los mejores jugadores chilenos de todos los tiempos.

- Usted nunca perdió un partido en Colo Colo. Muy pocos lograron ese récord en toda la historia de Colo Colo. ¿Lo sabía?
- ¡No te creo!

- Se fue invicto: ganó diez partidos y empató cinco...
- ¡Mira qué increíble!. No sabía de este hecho. Incluso me acaba de poner muy contento... que bien. Eso es un motivo de orgullo. Me encantaría contárselo a mi hijo, a mis amigos y a mis hermanos. Imagínate lo que significa enterarme de esto ahora que estoy retirado.

- ¿Qué significó compartir con jugadores como Bravo, Fernández o Valdivia?
- (Matías) Fernández es un genio. Yo esperaba más de él en los equipos de Europa, pero tuvo muchas lesiones. (Claudio) Bravo también llegó lejos, y es uno de los mejores arqueros de la historia de Chile. Compartía con todos, porque siempre íbamos a comer. (Jorge) Valdivia es un loco, es mágico… tengo una anécdota con él.

- ¿Cuál?
- Cuando se vino a jugar a Brasil, lo primero que hizo fue llamarme. Nos hicimos muy amigos y lo ayudé en todo lo que pude. Salíamos a comer y conocí a su esposa. Nos divertimos mucho con Jorge. Es un tipazo. Luego, cuando se fue al Medio Oriente, perdimos el contacto.

- ¿Le extrañó que Colo Colo lo dejara ir este año?
- Para mí, me llamó la atención. Es una sorpresa, pero la verdad es que no sé si fue por un factor económico o por temas de edad. Siempre hablo con él por redes sociales, pero no hemos tocado ese tema. Pero como te digo, Valdivia es un genio…

- ¿Y usted a qué está dedicado ahora?
- Tengo una academia para niños entre 5 y 15 años, que está en Pouso Alegre. No solamente enseñamos el fútbol, también queremos que crezcan en educación y que sean respetuosos. También trabajo con Falcao, el mejor jugador de la historia del futsal. Somos socios en un evento de esa disciplina que gira por todo el mundo. Quizás llegamos pronto a Chile para hacer algún desafío a Vidal o Valdivia… (ríe).