TENIS

Los problemas físicos que complican a Garin antes del debut

Tras su primera práctica en Santiago, el número uno de Chile señaló que desde los cuartos de final del torneo brasileño jugó con molestias en la espalda.

Cristian Garin atendió a los medios luego de su primer entrenamiento en San Carlos de Apoquindo. El número uno de Chile reconoció el desgaste que arrastra desde su gran semana en Brasil, donde sufrió problemas físicos desde el día viernes. Así lo confesó luego de su práctica en la que inició su preparación para el duelo ante Alejandro Davidovich Fokina.

“Desde cuartos de final de Río vengo con un dolor en la espalda, pero ayer pude descansar, hoy en la mañana también, fui al doctor pero me siento bien. Intentaré recuperarme lo mejor posible”, reveló ‘Gago’ en la rueda de prensa.

“El desgaste es evidente. Creo que el hecho de jugar el jueves me permite adaptarme a las condiciones que son muy distintas a Río. Estoy muy contento, creo que después de mucho tiempo sin jugar aquí, frente a mis amigos y familia me llena de ilusión. Me queda un día más (de descanso), estoy un poquito cansado, pero es normal, han sido días de muchas emociones y estoy contento, con mucha confianza y jugando bien. Tengo ganas de jugar”, agregó en conferencia de prensa.

Garin fue consultado acerca del fuerte calendario que tendrá en las próximas semanas con viajes a Suecia y Estados Unidos, ambos con cambio de superficie incluida: “Viéndolo así es desgastante, pero intento ir partido a partido y hay que ir viendo las situaciones. El calendario, haber terminado de jugar Copa Davis casi en diciembre y empezando el año jugando el 1 de enero es desgastante. Prefiero ir viendo día a día y por el momento me siento bien”.

Además, ‘Gago’ se refirió a su nuevo estatus como 18 del mundo y la admiración que genera en sus pequeños fans. “Es la parte linda del deporte, ver que los niños estén presente en los entrenamientos y cerca mío me pone muy contento. Es bonito vivirlo de cerca. La mayoría de los que les gusta el tenis me toma como ejemplo y eso para mí es un orgullo. Me gusta vivirlo y esas son las motivaciones que encuentro en el camino para seguir mejorando”.

Garin también analizó a Davidovich, el peligroso rival que tendrá en octavos de final: “Él es un jugador muy agresivo, un joven que viene subiendo. En los últimos torneos más que analizar al rival, me analizó a mí mismo, obviamente sé cómo juega, nos conocemos todos en el circuito, pero el hecho de las condiciones aquí, jugar en Santiago es más rápido y por eso me viene bien un día más de adaptación”.

El chileno también se refirió a la especial manera de jugar que tiene el español. “La forma de jugar de cada uno se respeta. Si saca por abajo (risas), habrá que ganar el punto por abajo, pero en mi mente estoy pensando en recuperarme bien de la espalda y mañana adaptarme bien a las condiciones”.

Sobre la presión de jugar a estadio lleno, Garin declaró que “no lo pienso. Me gusta jugar con ambiente de Copa Davis, ojalá venga la mayor cantidad de gente posible. El hecho de tener a mi familia y amigos, me motiva muchísimo. En cuanto a la presión, los tenistas competimos, todas las semanas vivimos diferentes cosas en la competencia. Llego en un muy buen momento, así que esos temas me preocupan menos pensando en el momento que llego”.

Otros temas

Copa Davis: “Somos un equipo muy joven que venimos evolucionando muchísimo. Es importante para Tomás y Alejandro tomar partidos de este nivel. Alejandro está jugando muy bien y estamos tirando todos para arriba. En cuanto a Copa Davis, la verdad es que está bueno llegar en un buen momento, pero las condiciones son totalmente opuestas a las que estamos jugando ahora, y en Copa Davis puede pasar cualquier cosa. El nuevo formato no está muy claro todavía cómo es y la verdad que contento por el momento en que estamos”.

Ser el cuarto mejor jugador de la temporada: “La verdad que me pone muy contento. Es el premio al esfuerzo de muchos años, buscando este momento. Ganar en Río para mí significa muchísimo, creo que fue un torneo súper complicado, un torneo en el que viví muchísimas cosas todos los días. Partidos con muchas emociones y ganar ahí fue increíble. Lo más contento que me pone es que tengo muchísimas cosas por mejorar y eso es algo bueno. Tengo recién 23 años y me queda toda una carrera por delante”.