GUARANÍ 2 - 1 PALESTINO

Palestino dijo adiós a la Copa

Tras caer en la ida, los tricolores arriesgaron en Paraguay para revertir la serie, pero Guaraní liquidó todo con un contraataque en el epílogo para vencer.

Palestino dijo adiós a la Copa
Club Guaraní

Palestino se despidió de la Copa Libertadores y malogró la opción de acceder al Grupo B del certamen continental, tras perder por 2-1 contra Guaraní en Asunción, Paraguay. Los tricolores, que en la ida cayeron por 1-0, estuvieron parcialmente arriba en el marcador, pero dos errores en el segundo tiempo terminaron condenándolos.

El comienzo fue parejo y con mucho roce. Ambos equipos demostraron desde el inicio que no estarían dispuestos a conceder ninguna ventaja y las interrupciones del juego fueron constantes, a raíz de la multiplicidad de faltas. 

Sin embargo, en la medida que el fragor se fue aquietando los énfasis se concentraron exclusivamente en lo futbolístico y el encuentro adquirió un interesante trámite de ida y vuelta. Eso sí con Palestino intentando hegemonizar las acciones mediante el control del balón en busca de habilitar a la dupla de atacantes conformada por Renato Tarifeño y Leandro Benegas.

Los tricolores llegaron en tres ocasiones con peligro durante la primera fracción. Benegas contó con dos ocasiones y no estuvo preciso, sobre todo en la segunda maniobra cuando frente al arquero desvió el finiquito con la pierna derecha, Tarifeño, por su parte, intentó con un disparo arrastrado y potente que el arquero local Gaspar Servio contuvo en buena forma.

Mientras el cuadro árabe en ofensiva generaba todo eso, Guaraní hacia lo propio en ataque. Los locales atacaban mediante salidas rápidas, tras recuperar el balón en su sector, aprovechando que la visita se encontraba desplegada en amplitud buscando atacar. En un par de ocasiones, el dueño de casa también pudo convertir, pero no lo consiguió.

Así se mantuvo el duelo hasta el minuto 45, cuando Palestino pudo ponerse en ventaja con justicia, pues demostraba más interés y acción por anotar. Una buena combinación por la izquierda entre Jonathan Benítez, reinventado por el DT Ivo Basay como volante mixto, y Nicolás Díaz concluyó con este enviando un centro rasante. En el centro conectó Benegas para poner el 1-0 parcial.  

La reanudación de las acciones en el complemento trajo un evento inesperado y negativo para los chilenos. El central Sergio Felipe se complicó en el despeje de un balón aparentemente fácil y al final Raúl Bobadilla terminó solo con la pelota enfrentando al arquero Gastón Guruceaga. No tuvo problemas para convertir y emparejó el marcador, a los 48 minutos. 

Palestino sintió el golpe y el local estuvo a un paso de ampliar el marcador, lo que habría sido fatal para las pretensiones de los tricolores. Luego, el cuadro chileno de a poco se fue reorganizando en el partido y comenzó a llegar con peligro al arco de Guaraní. En una de estas acciones, Lucas Acevedo cabeceó hacia abajo y el arquero Gaspar Servio, con una atajada colosal, evitó el gol visitante.

A los 68', el partido se puso cuesta arriba para los chilenos. Benítez no respeto la distancia en un tiro libre sin gran peligro y recibió la segunda tarjeta amarilla, por lo que tuvo que abandonar la cancha. Con un jugador menos en la cancha, la misión de anotar otro gol para vencer y así clasificar se tornó muy improbable.

Palestino intentó acercarse a la portería rival con el arresto físico que le quedaba. Sin embargo, le alcanzó solo para aproximaciones al área y solo tuvo un disparo por sobre el travesaño de Tarifeño. Al final, en un contraataque Guaraní liquidó el partido con el tanto de Rodney Redes (82') y aseguró la clasificación al Grupo B de la Copa Libertadores con el triunfo por 2-1.