ENTREVISTA AS

“Se habla muy poco de mí para la Roja; da algo de rabia"

El lateral de Unión Española, Luis Pavez, cree que su regularidad le debiese dar bonos para volver a ser tenido en cuenta por Rueda.

Luis Pavez Muñoz (24) irradia satisfacción. El lateral izquierdo, que se formó en Colo Colo, está a gusto en la Unión Española, club que defiende hace dos años. “Estoy más feliz que nunca”, reconoce desde la cancha del Santa Laura, donde recibe a AS. Pero también asume estar molesto ya que, a su juicio, merece tener una nueva chance en la Roja. 

El 'Piña', que además registra pasos por el Cádiz, en la Segunda División B de España, y Santiago Wanderers, marcó presencia en dos microciclos en el 2018 y después no apareció más. “Da algo de rabia”, dice, quien con la camiseta hispana exhibe números excepcionales: 67 compromisos, titular en todos y reemplazado en apenas una ocasión.

- ¿Qué tal va todo en la Unión Española?
- Desde que llegué, gracias a Dios, he sido titular en todos los partidos. He logrado una regularidad que necesitaba desde que terminé mi préstamo en Wanderers. Lo pasé muy mal en Colo Colo en el último tiempo y acá me han acogido muy bien, los hinchas, mis compañeros. Y cada cuerpo técnico que ha estado me ha tenido considerado, así que en ese sentido estoy muy agradecido.

- ¿Qué cree que han notado los entrenadores para tenerlo como un fijo en el once titular?
- Mis cualidades técnicas, tácticas. Creo que soy un jugador rápido, que se adapta al estilo de juego que quieren los técnicos. Eso es lo que les gusta y, además, soy un buen aporte fuera de la cancha y en el camarín.

- El año pasado un sitio de scouting de Brasil analizaba y destacaba su juego, y lo proyectaba como un buen elemento para la liga de ese país. ¿Lo tenía en cuenta?
- No sabía, pero de repente veo noticias de otros países y es bueno. Uno siempre tiene que mejorar y aspirar a poder jugar en otro país, donde el nivel es más alto.

- ¿Podrá Unión pelear el Torneo Nacional?
- Yo creo que sí, pero es difícil. Lo vimos estos tres años con Universidad Católica, que siempre ha estado peleando y es el equipo que termina ganando el torneo. Sin embargo, creo en el trabajo del profe (Ronald Fuentes) y creo en las cualidades de mis compañeros.

Recomendado: "Si bajas tu rendimiento en Colo Colo, te limpian".

El salto que necesita

- Dado su nivel, ¿le extrañó que Reinaldo Rueda no lo convocara más?
- Me sorprendió un poco, viendo después las otras nóminas. Creo que lo hice bien las veces que fui. En la segunda citación que estuve era para dos amistosos en Europa y, lamentablemente, no me consideró. Pero es decisión de él. Yo creo que todo jugador espera tener la chance de poder jugar. Al final es ahí donde uno puede demostrar y en una de esas le puedes gustar...

- ¿Esperaba aparecer en la última nómina de los microciclos?
- Uno siempre tiene la esperanza de estar cuando se trata de un microciclo, una citación. He sido titular siempre, regular, no lo he hecho mal. Eso molesta un poco, y también ver a otros jugadores que si bien han hecho sus méritos, no estoy tan alejado de ellos. 

- ¿Cree que su nivel es de Selección?
- No es que me sienta el mejor, pero siento que soy un buen lateral. Hay otros jugadores más chicos que los postulan a la Selección, y yo jugando en todos los equipos que he estado, haciendo goles, dando asistencias, creo que se habla muy poco de mí. Pero mi foco está en seguir mostrando mi juego todos los fines de semana, para llegar a la Selección y a un equipo de Europa u otra liga más importante.

Recomendado: El triste relato de una ex joya alba tras su paso por Europa.

- Si en algún momento vuelve… ¿Está preparado para ser el relevo natural de Jean Beausejour? Es una posición en la ha costado encontrar un reemplazante…
- El nivel de Beausejour siempre fue muy alto en los equipos que estuvo y por algo era titular en la Selección. Creo que el jugador que ocupe ese lugar tiene que estar a la altura. No puede estar en un mal momento ni ser suplente. Me hubiese gustado ver a Eugenio Mena ahí, porque creo que él es el reemplazante. De ahí aparecemos nosotros, los más chicos, los que aspiramos por un puesto.