CORONAVIRUS

Arquero de Ñublense relató cómo vive Chillán el cierre total

Es la segunda ciudad con más casos de Covid-19 y Miguel Jiménez afronta junto a su familia la emergencia: "Era un clamor popular, la gente lo quería".

Arquero de Ñublense relató cómo vive Chillán el cierre total
Aton/Chile

Desde este lunes, el gobierno estableció un cierre total de la ciudad de Chillán, a raíz de la fuerte incidencia de los casos de coronavirus: es la segunda urbe con más recuento de contagios, tras Santiago. Miguel Jiménez, arquero y capitán de Ñublense, dialogó con AS Chile para contar cómo son las difíciles horas que se viven en la capital de la Región de Ñuble.

"Lo conversábamos con unos compañeros que, en un momento, esto se tomó muy a la ligera. Lamentablemente también justo tocó acá que llegó gente del extranjero y se relacionó con otras personas. Y ahora somos una de las ciudades con más contagiados en el país", manifiesta Jiménez, quien arribó al cuadro chillanejo desde Universidad de Chile hace algún tiempo.

-¿Cómo afrontan el cierre completo de la ciudad?
?
-Tranquilos, ya está todo bloqueado, creo que por militares. También está carabineros controlando a toda la gente que intenta salir y entrar de la ciudad.

-¿Cómo reaccionó la gente frente a la medida?
-Creo que era un clamor popular, la gente quiere que se cierren las ciudades. Sin embargo, igual está esa inquietud de que puede haber desabastecimiento. Empieza ese tipo de murmullos de saber qué va a pasar, porque en definitiva no sabemos qué pasará más adelante.

-¿Desde cuándo se encuentran entrenando en forma individual en sus casas?
-Mira, se suponía que el martes de la semana pasada íbamos a volver a las prácticas y el regreso se fue posponiendo conforme fueron pasando cosas acá en Chillán y en el país. Al final se hizo imposible volver y nos entregaron pautas de trabajo, tanto el preparador físico como la nutricionistas que está a cargo.

-¿Se mantienen en contacto como plantel, no han perdido la comunicación?
-Sí, tenemos un grupo en WhatsApp, donde vamos entregando reportes más o menos diarios de lo que se va haciendo, a nivel personal y de acuerdo a las condiciones que cada uno tiene en sus hogares.

-Ahora el intendente de Ñuble se encuentra en cuarentena por haber compartido con una persona contagiado con coranavirus.
-Claro y eso va causando un poco más de preocupación. Se va generando un poco de psicosis colectiva, porque la preocupación está ahí latente. En el fondo ver que las autoridades también están con este problema es una cuestión que no es menor.

-¿Ha debido salir de su casa a realizar actividades esenciales solamente?
-Hasta ayer salí al supermercado y compré las cosas que nos faltaban, las cosas que teníamos pendiente y por fortuna podemos mantenernos en la casa nomás. Gracias a dios, tenemos la posibilidad de mantenernos en nuestras casas, lo que desafortunadamente otros chilenos no pueden hacer.

-¿Se pone en el escenario de dos o tres meses al margen de cualquier entrenamiento junto al resto del plantel?
-Yo creo que debe ser un tema para todos. Uno se acuesta y se levanta pensando en lo mismo. Ojalá uno pudiera saber cómo va a ir para adelante el tema, pero vuelvo a repetir que desafortunadamente no se sabe lo que va a venir. Como familia, nosotros pensamos que pronto dios va a poner una solución pronta, esperamos que sea pronto, ojalá.