CORONAVIRUS

La odisea del iquiqueño que dejó su club y ansía volver de Nicaragua

La liga local no se ha detenido, pero Héctor Vega renunció al Juventus Managua y busca un vuelo hacia Santiago. "La situación se vendrá complica acá", dice.

La odisea del iquiqueño que dejó su club y ansía volver de Nicaragua
Cedida

Pese a que su experiencia en el fútbol de Nicaragua marchaba sin contratiempos en el Juventus Managua, Héctor Vega tomó finalmente un decisión fuerte en medio de la pandemia de coronavirus. El mediocampista iquiqueño se desvinculó del club e intenta retornar a Chile, con el torneo local todavía en desarrollo aunque sí con duelos a puertas cerradas por la amenza del Covid-19. 

"Hace un par de días hablé con la dirigencia y les informé que no iba a participar más con el club ni en los entrenamientos ni en los partidos. Fue una decisión personal, más que todo por salud. No puedo estar jugando si todo el mundo está parado", manifiesta Vega desde Centroamérica en contacto con AS Chile.

"Hay más mil casos también en Chile y la decisión fue personal. Ellos entendieron y ahora estoy en mi casa, donde vivo con otros compañeros y me estoy cuidando. Espero que empiecen a salir vuelos para regresar, puede un ser un vuelo militar o algo humanitario. Quiero regresar, porque se vendrá complicada la situación acá", agrega el hijo del recordado volante de Iquique, Héctor 'Caldillo' Vega.

-¿Cuál es la situación en Nicaragua frente a la pandemia del coronavirus?
-Estoy intentando informarme por la televisión, pero realmente acá viven en una burbuja. Está todo tranquilo, porque han dicho que hay solo dos infectados y la gente cree eso. Me da la impresión de que el gobierno no ha querido decir la verdad y tengo amigos a quienes otros amigos les han dicho que hay más infectados. Uno sabe que esto se expande rápidamente y ahora hay que tener más cuidado que nunca.

-¿A nivel de club estaban tomando medidas preventivas o seguían funcionando como el resto de la gente?
-Mira, aquí cada uno se cuida a su manera. La federación sigue jugando a puertas cerradas. Como han dicho que son dos casos no más están haciendo una vida normal. Nosotros sabemos que no es tan así. Algunos compañeros llegan con mascarillas y guantes, pero el deporte es un deporte de contacto y en cualquier momento de puedes contagiar. Cuando llegamos a la casa, mandamos la ropa directamente a la lavadora, nos lavamos las manos y también desinfectamos los calzados con cloro.

-¿Ha hecho alguna diligencia allá para volver? Hay centenares de chilenos en el mundo que no pueden regresar al país.
-Sí, he estado en comunicación con la embajada y está bien complicada la situación. Me han dicho por ahí que en México están saliendo aviones humanitarios. Habló el canciller en Chile sobre eso y así me comentó mi familia. Espero que salgan vuelo, fui a Avianca a consultar y me dijeron que desde el 5 de abril iban a tener una respuesta. Ahora tengo que esperar nomás, no queda otra.

-¿Se pone en el escenario de no lograr un retorno pronto?
-Puede que ocurra eso. Si no se puede viajar, voy a tener que quedarme aquí, entrenando y teniendo mucha precaución. De todas maneras, espero que los aeropuertos se abran para volver pronto a Chile. MI idea es terminar jugando en Chile, ya m conversaciones con un par de equipos. La verdad es que quiero volver pronto.

-¿Cuál es la razón de fondo por la que no se ha detenido aún el fútbol allá?
-Puede ser a lo mejor por la televisión, por las transmisiones, hay contratos de por medio. Pero el principal argumento es que solo hay dos casos de coronavirus confirmados y no creen que sean tan importantes. Con todo lo que está pasando en el mundo, ellos todavía creen que el tema no es muy importante. Parece que van a seguir jugando a puertas cerradas y van a seguir entrenando hasta que esto colapse. Eso es lo que yo creo.