CORONAVIRUS

Aránguiz entregó las claves de su gran adaptación a la U

El volante azul habló con el sitio web de la ANFP donde repasó su buen inicio de año en el equipo de Hernán Caputto. Además, describió cómo vive la cuarentena.

Antes de la suspensión del torneo chileno producto de la crisis del coronavirus, Pablo Aránguiz había brillado en la Universidad de Chile. El talentoso volante azul anotó cuatro goles y entregó dos asistencias en cinco partidos jugados en el certamen. Estos números lo convirtieron en uno de los mejores jugadores del certamen. El jugador de la U repasó su gran inicio de año y explicó los motivos de su gran adaptación al club. 

"Se siente bien partir así, me pone contento este inicio. Estuve muy poco con el equipo por estar en el Preolímpico y cuando llegué, dos o tres días después, me tocó jugar y lo hice de buena manera. Se vio reflejado lo que venía trabajando con la Selección”, comentó Aránguiz en conversación con ANFP.cl.

Sobre su gran entendimiento con los compañeros de ataque que tiene en la U, Aránguiz señaló que “se me da natural. Uno tiene que conocer el estilo de los compañeros. No necesariamente debes llevar años con un jugador para entender como juega y como se pueden combinar las cosas. Esa lectura se va dando sola, en las conversaciones, en el día a día”, aseguró.

'Pablito' se integró tarde a la U debido a su participación en el Preolímpico de la Roja Sub 23. Eso sí, para el jugador de 23 años el desgaste de ese torneo no ha sido un factor que le haya impedido acoplarse al esquema de Hernán Caputto.

“Creo que hay que tener mentalidad. El jugador tiene que estar siempre listo para competir. En el Preolímpico teníamos poco descanso entre partido y partido, nos tocaba jugar cada tres días, pero uno quiere jugar siempre y tiene que preparase para eso. Acá en mi club las ganas tienen que ser exactamente las mismas”, expresó. 

Sobre el receso en el torneo provocado por la crisis sanitaria a causa del COVID-19, Pablo Aránguiz comentó cuál es el método que utilizan los azules para seguir entrenando a la espera del retorno del fútbol chileno.

“El club nos envió implementos para mantenernos trabajando. Es difícil lo que esta ocurriendo y no es lo mismo que trabajar en cancha (...). Con el equipo veníamos haciéndolo de buena manera. Los jugadores tenemos que cuidarnos mucho y adaptarnos a esta situación y esperar que cuando vuelva el torneo podamos sostener el rendimiento que hemos mostrado hasta ahora”, sentenció.