Temas del día Más temas

HOCKEY CÉSPED

Los nuevos sueños de la estrella chilena que brilla en Holanda

Manuela Urroz, figura de Las Diablas y del Oranje Rood, equipo de la liga más importante del planeta, conversó en el Instagram Live de AS.

Manuela Urroz es la figura de la selección chilena de hockey césped en la actualidad y quizás la más importante de la historia de ese deporte en el país. "Manu" fue campeona en Bélgica -jugando para el Royal Antwerp- y actualmente milita en el Oranje Rood de Holanda, la mejor liga del deporte en el mundo.

Este miércoles, en el Instagram Live de AS, Urroz habló de su exitosa carrera. "No es fácil llegar a Europa. Generalmente piden pasaporte europeo, porque a los clubes les sale más barato contratar jugadoras de allá. En ese sentido es más difícil, pero mostrando buen nivel internacional, hoy hay muchas jugadores que tienen el nivel para estar allá", señaló la seleccionada nacional.

- El año pasado, con Las Diablas, terminaron en cuarto lugar en los Juegos Panamericanos de Lima y jugaron el preolímpico ante Gran Bretaña, pero lamentablemente no pudieron clasificar. ¿Con qué sensación se quedó del 2019?
- El año pasado fue un año cargado de mucha competencia, mucha preparación para Lima 2019 y el clasificatorio para los Juegos Olímpicos. No pudimos conseguir los objetivos, que eran una medalla en los Panamericanos y el sueño de ir a Tokio. Lamentablemente nos tocó jugar contra el campeón olímpico en Londres, en su cancha, entonces si se lograba era una hazaña. El sabor más amargo fue no conseguir medalla en los Panamericanos.

- ¿El desafío ahora es conseguir una medalla en Santiago 2023?
- Sí, queremos una medalla en Santiago 2023 como locales, ojalá jugar la final. Tenemos que aspirar alto. Antes de eso tenemos el desafío de clasificar al Mundial, que debiese ser el 2022 y la clasificación en 2021, aunque con todo esto no sabemos qué pasará. Chile nunca había estado en un Mundial, para el último nos quedamos fuera por muy poquito. Ahora estamos 16 a nivel mundial y 16 equipos van a la Copa del Mundo. Estamos muy cerca, pero esto no es solo ránking, hay que jugarse la clasificación y lo vamos a tratar de hacer. Tenemos que aspirar a algo grande, después llegar a los JJOO de París 2024.

- Con lo que pasó con la crisis social y los problemas internos que vinieron después en la organización, ¿no tiene miedo de que Chile pierda la sede de Santiago 2023?
- No, no tengo miedo, no creo que pase eso, confío en que van a seguir preparando todo. Espero poder llegar y que Las Diablas lleguen un un buen momento y con las canchas construidas en el Estadio Nacional.

- ¿Cómo va eso de las canchas? ¿Ha sabido algo?
- Con todo lo que está pasando y lo que pasó a fines de año, no tenemos muchas noticias, pero deberían poner pronto la primera piedra. Espero que no quede en nada esa promesa, porque lo estamos esperando hace varios años ya. La ministra (Cecilia Pérez) nos prometió eso y confiamos en sus palabras.

- Sus compañeras le escribieron varias cosas en la transmisión, ¿se siente querida y respetada por ellas?
- Dentro de todo me pasa que no puedo compartir todo el año con Las Diablas, porque llevo cinco años fuera y es poco el tiempo que estoy con ellas. Ellas entrenan todo el año juntas. Es difícil volver y sentir que soy una más, pero sí me siento así porque ellas lo hacen posible, me siento muy querida en el equipo. Ahora soy de las más viejas, pero las más chicas son un tremendo aporte. Yo también les tengo mucho cariño.

- Su hermano Francisco es seleccionado nacional de rugby y su abuelo, del mismo nombre, es una leyenda de Colo Colo, Unión Española y de la selección chilena. ¿Qué cree que pensaría él sI pudiera ver a sus nietos triunfando en el deporte?
- Es una conversación que me habría encantado tener en algún minuto, haberlo conocido. Yo creo que estaría bien orgulloso, por lo que significa el deporte en la familia. Es una pena no haberlo conocido, pero al menos podemos conocer su historia por la prensa o gente que nos cuenta algo. Vive en nuestros recuerdos y creo que estaría bastante orgulloso de las carreras de sus nietos en otros deportes que no son fútbol. Él murió el año en en que yo nací.