Un equipo a la altura de Vidal

Pasa el tiempo y el fútbol no vuelve en Europa, justificadamente a raíz de la pandemia del coronavirus, pero cada día el futuro de Arturo Vidal suma un nuevo episodio. Al chileno le resta todavía un año más de contraro en Barcelona y, antes de la detención de la liga, parecía que el DT Quique Setién se estaba convenciendo de darle más protagonismo. Sin embargo, la paciencia no es uno de sus grandes atributos y todo parece indicar que el volante dejará España. 

A la eterna intención del Inter de Milán por contar con Vidal, parecen ahora haberse sumado otros ilustres interesados. En este plano, lo más llamativo vino de boca del propio DT de la Roja, Reinaldo Rueda: contó que Borussia Dortmund, archirrival del ex colocolino en su paso por Bayern Munich, estuvo a la carga por su fichaje. Fue una sopresa. El cuadro de la Bundesliga no había aparecido ni en las cómicas entre los aspirantes a recibirlo en la próxima temporada europea.

En medio de este ir y venir de clubes interesados en Vidal, hubo una información que provino de Inglaterra y paso medio colada por el peso de otra noticia que también surgió en territorio británico. Antes de que los medios divulgaran que Newcastle quiere al volante de Barcelona, el comentario desde el país de la magnífica Premier League fue que Manchester United preparaba una oferta para seducir al chileno.

La información quedó algo en el olvido, porque hoy -cuando la agenda noticiosa lo permite, por cierto, a raíz de los embates del Covid-19- el tema de punta en los medios futboleros británicos es Newcastle. Dicen que pasará a ser una especie de Manchester City 2.0 de la Premier, cuando asuman sus nuevos controladores multillonarios de Arabia Saudita. Sin embargo, ojalá que a Vidal ni siquiera se le vaya a pasar por la cabeza llegar al cuadro del norte de Inglaterra.    

¡Qué Inter, Borussia Dortmund o Newcastle! El volante chileno no lo debe pensar dos veces. Ya debería tener en sus manos los pasajes para viajar a firmar por Manchester United. Es el equipo pintado para que Vidal pueda asumir el desafío de demostrar su categoría en la Premier League, un torneo con calce perfecto para el ex colocolino.

Cuando la temporada concluya en Inglaterra, los dirigidos por Ole Gunnar Solksjaer habrán finalizado un año futbolístico de transición perfecto. Claro, porque la camada de jóvenes talentos que componen el plantel habrán avanzado evidentemente en su consolidación. Más hechos en la cancha, seguros de sus condiciones y con hambre de logros importantes, la perspectiva de un buen equipo estará al alcance de la mano.

Vidal caería pintado en ese plantel. Es un equipo dinámico, que intenta ir y volver rápido en el campo de juego, con alternancia entre maniobras construidas o directas, que procura ser cuidadoso con el balón y oscila entre presiones inmediatas y a full o repliegues espesos. Tiene una historia gigante, no cualquiera llega a lucir esa camiseta y puede ser el paso siguiente para un jugador procedente de otro grande de Europa. Es cierto, no le ha ido bien últimamente, pero la espera por grandes éxitos ya ha sido prudente, así que en la temporada que viene el afán ganador deberá ser máximo. Vidal, así las cosas, es el hombre para sumar al mediocampo.

Además, existe un hecho no menor y tiene que ver con la gran carrera del chileno. Hasta ahora hizo historia y respondió en muy buena forma en tres de las cuatro mejores ligas del mundo, luego de sus pasos por Alemania, Italia y España. Le falta, eso sí, probarse en la mejor del planeta, en la Premier League. Es un fútbol de intensidades máximas, con un desarrollo alto de la técnica en velocidad y tareas tácticas ni tan rebuscadas pero tampoco simplonas. El eje allí es la competitividad, atreverse, igualar al rival mediante lo otro que también tiene el fútbol, aparte de ser bueno para la pelota. Y en todo esto Vidal es un crack.