AS Memoria

Jorge Toro, el mejor jugador de la Roja en el Mundial de 1962

La Roja cumplió una notable campaña en el Mundial de 1962. Muchos jugadores brillaron, pero uno fue la gran figura para los especialistas: Jorge Toro.

Jorge Toro, el mejor jugador de la Roja en el Mundial de 1962

En el notable ejercicio del Canal del Fútbol (CDF), de transmitir los partidos de la Copa del Mundo 1962, nos reencontramos con una selección chilena brillante. Claro, la Roja fue tercera en ese torneo con los mejores 16 equipos del orbe.

Fue el Mundial que tuvo a Leonel Sánchez como uno de los máximos goleadores, del notable trabajo en el mediocampo de Eladio Rojas, del talento de Jaime Ramírez, del desgaste ofensivo de Alberto Fouillioux y Honorino Landa; de la solidez defensiva de Sergio Navarro y Carlos Contreras. Sin embargo, un jugador fue elegido como la gran figura chilena de ese torneo, por prácticamente toda la prensa especializada: Jorge Toro.

Toro era un jugador completo. Un mediocampista que perfectamente podría jugar actualmente en los mejores equipos del mundo. Era un todo terreno, que ocupaba los dos perfiles, que recorría ambas áreas, con una excelente técnica y con una pegada poderosa con el pie derecho. En el libro 80 Años del Fútbol Chileno de Danilo Díaz, 'Tito' Fouillioux dice que era “un futbolista cerebral, con habilidad, que profundizaba por el pase. Tenía temperamento y potrero”.

El '8' de Chile jugó cinco de los seis partidos del Mundial. "Una pequeña lesión impidió que jugara con Alemania, en el tercer partido de la fase de grupos. Que perdimos porque ellos tenían películas de nosotros de cuándo le ganamos en 1961", señaló en una entrevista. En otra nota con El Mercurio, Toro recordó que tras ese 3-1, "los periodistas alemanes les sacaban fotos a mis zapatos, todos parchados y rústicos, marca Alonso. Ellos usaban puros zapatos adidas".

El mediocampista anotó dos conquistas en el certamen: un golazo desde fuera del área ante Italia (2-0) y luego un tiro libre perfecto ante Brasil en semifinales (2-4), que la FIFA siempre incluye como uno de los mejores lanzamientos de la historia de los Mundiales.

En el calcio

El 'Chino' comenzó su carrera en Colo Colo y tras el Mundial dio el gran salto al fútbol europeo. En Italia jugó casi una década, en Sampdoria, Modena y Hellas Verona. "No fue muy bueno económicamente el traspaso, aunque después allá siempre gané bastante. Pero en lo otro, en lo social y en lo humano, fue excelente. Y de los futbolistas italianos aprendí su gusto por la elegancia y la moda. Anduve muy bien", recuerda Toro.

Luego de un mediático regreso a Colo Colo en 1971, Toro fue clave en el título conseguido por Unión Española en 1973 y se retiró en 1976 en Deportes La Serena. Con 37 años colgó los botines, pero el talento se mantiene intacto hasta ahora. Hace no muchos años, Toro jugó un amistoso de leyendas y brilló con su dominio del balón e inteligencia en el estadio Nacional. Igual que en 1962.