CHILENOS POR EL MUNDO

"Punto débil": Chiellini desclasificó episodios de Vidal con el alcohol en la Juventus

El zaguero del cuadro de Turín le dedica algunos párrafos en su autobiografía al volante nacional, recordando su paso por la Vecchia Signora.

Giorgio Chiellini hizo noticia hace unos días por los duros detalles de Mario Balottelli que el zaguero revela en su autobiografía, pero finalmente se reconcilió con el atacante italiano. Y ahora fueron desclasificados pormenores de la vida que Arturo Vidal llevó en Italia, durante su paso por la Juventus, contados por el defensa, quien fue compañero del chileno en la Vecchia Signora.

En los párrafos que en su autobiografía le dedica al volante nacional, Chiellini cuenta que Vidal tuvo un punto flaco en esa etapa: "El futbolista no es un demonio o un santo, la distinción que se debe hacer es otra, es decir, entre lo real y lo falso. Alguien como Vidal a veces salió y bebió más de lo necesario, todos lo saben, se puede decir que el alcohol era un punto débil".

"El gran Arturo, un par de veces no se presentó para entrenar, o llegó estando, por así decirlo, alegre. Pero él nunca fue superado por esta vida bohemia, por el contrario, creo que a veces de cierta forma le daba más fuerza a la hora de entregarse en el campo", agrega Chiellini en su autobiografía.

Episodio en Miami

El zaguero de la Juventus también revela una anécdota con Vidal en Estados Unidos, profundizando en sus vivencias con el chileno durante su paso por la Vecchia Signora, ciclo en el que el volante nacional fue gran figura de la Serie A de Italia. 

"Estábamos en Miami la noche antes del último entrenamiento antes de quedar libres. A la mañana siguiente, Arturo no se veía por ninguna parte. Estaba en la cama. Ese día también probamos el nuevo material de capacitación, estábamos todos vestidos de negro y hacían 40 grados: el señor (Antonio) Conte no podía esperar a que Vidal en ese estado se rindiera, se pusiera rojo y le dio un castigo ejemplar", cuenta.

"En cambio, después de 10 minutos en los que Arturo todavía parecía borracho y ni siquiera vio pasar la pelota, terminó el entrenamiento corriendo como loco ¿Qué le quieres decir a esa persona, que entre otras cosas trae alegría al grupo además de ser un luchador y un gran campeón?", añade el defensa italiano en su autobiografía.