BUNDESLIGA

La olvidada historia del goleador más peculiar que ha tenido la Bundesliga

Aílton sorprendió al fútbol alemán en la temporada 2003/04, cuando lideró al Werder Bremen a un histórico título. Su particular físico llamó la atención.

La olvidada historia del goleador más peculiar que ha tenido la Bundesliga

Este sábado se reinició la Bundesliga tras casi 70 días sin actividad por la crisis del coronavirus. Dicha liga en varias ocasiones ha tenido múltiples sorpresas y ha dado a conocer historias increíbles, como por ejemplo, el histórico título de Werder Bremen con un protagonista que nadie imaginó que existiría.

La última vez que Werder Bremen logró ganar la Bundesliga fue en la temporada 2003/04. Fue la cuarta de su historia y tuvo a un protagonista poco probable antes de comenzar esa campaña. ¿Su nombre? Aílton, el peculiar delantero brasileño que rompió los esquemas de la liga alemana. 

Cuando llegó al Bremen en 1998 procedente de Tigres de Monterrey a cambio de 5.2 millones de dólares, las expectativas eran altas, pero la adaptación le costó y apenas hizo dos en sus primeros 13 partidos en el club. A esa altura, nadie imaginó que el jugador que se llamaba la atención por su complexión redonda se convertiría en un ídolo del club. 

Sus números subieron en la segunda temporada, con 16 goles en 45 apariciones. El promedio mejoró en la tercera campaña en el club, porque hizo 17 tanto en 35 partidos en todas las competiciones. Se mantuvo en esa tendencia en la etapa 2001-02 con 20 goles en 37 duelos y en la 2002-03 hizo 17 en 41 encuentros. Pero todo cambió en la temporada 2003-04.

Una temporada que quedó en la historia

En esa campaña su nivel fue sencillamente arrollador. Aílton anotó 28 goles en 33 cotejos, tres más que el holandés Roy Makaay. Tal fue la locura que generó el atacante, que en Alemania lo apodaron 'Kugelblitz' (relámpago redondo) por los hinchas del Bremen debido a su complexión redonda e impactante velocidad.

Su físico poco común llamó la atención de todos en Europa, pero sus estadísticas ese año aún más. Desde 1981 no se habían marcado 28 goles, cuando el mítico Karl-Heinz Rummenigge, anotó 29.

En su página web, la Bundesliga describe a Aílton como "Gordito y escurridizo" y es el quinto máximo goleador extranjero del torneo tras Robert Lewandowski, Claudio Pizarro, Giovanni Elber y Vedad Ibísevic. Fueron 106 los goles que el brasileño anotó en la élite del fútbol alemán -88 en Werder Bremen, 18 en Schalke 04, tres en Hamburgo y uno en el Duisburgo-.

Su explosión en 2004 no la pudo mantener y poco a poco fue cayendo en el tiempo. Jugó en Serbia, Suiza, Ucrania, Austria, China, ligas regionales de Alemania y en equipos menores de su país. Lo cierto es que dejó una huella imborrable en una ciudad y en la Bundesliga.