CORONAVIRUS

Ingreso Familiar de Emergencia: ¿el pago es automático o tengo que solicitarlo?

La ayuda del estado irá en auxilio de los sectores de la población del país más castigados por la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus.

Ingreso Familiar de Emergencia: ¿el pago es automático o tengo que solicitarlo?
MARCELO HERNANDEZ/ATON CHILE

El Ingreso Familiar de Emergencia es una medida impulsada por el gobierno que busca ir en ayuda de cerca de dos millones de hogares en medio de la grave crisis económica desencadenada por la pandemia del coronavirus en el país. 

Desde el miércoles pasado quedó habilitada la consulta en línea de las personas que pueden obtener el beneficio. Claro que para recibir el aporte deben cumplir con las condiciones exigidas y se estima que está ayuda irá en auxilio de aproximadamente 4,9 millones de personas.

¿Cómo solicito el Ingreso Familiar de Emergencia?

Al beneficio del estado se puede acceder mediante dos procedimientos. Algunas personas lo recibirán en forma automática en vista de su condición social debidamente acreditada en los organismos públicos. Mientras que otro segmento de la población deberá postular al Ingreso Familiar de Emergencia.

Para conocer en qué situación se encuentra el interesado en contar con el beneficio deberá acceder al sitio web www.ingresodeemergencia.cl y cumplir con los pasos indicados. Tras esto, las personas conocerán cuál es su situación en torno al beneficio. 

Los postulantes que recibirán el pago automático, a partir del 29 de mayo, son todas aquellas personas que tienen al menos un beneficio de Seguridades y Oportunidades, Subsidio Discapacidad Mental, Subsidio Familiar o si uno de sus miembros recibe Pensión Básica Solidaria y es mayor de 70 años. En este último caso siempre que cumplan con los requisitos para ser beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia.

Por su parte, las personas que deben solicitar el beneficio son las familias que se encuentran en el 40 por ciento y 60 por ciento más vulnerable del país en los meses de emergencia y que además efectivamente no posean ingresos formales.