Temas del día Más temas

Entrevista AS

“Tratan al surf como un crimen”, la denuncia de figura chilena

Trinidad Segura acusa que “los militares persiguen surfistas” mientras hay poca fiscalización en los accesos de la comuna: “La gente llegaba y pasaba”, afirma en As.

“Tratan al surf como un crimen”, la denuncia de figura chilena

Trinidad Segura está molesta, y lo reconoce. Una de las más grandes exponentes del surf cuestiona la persecución que hay en Pichilemu contra su deporte: “No tienen argumentos sólidos”, señala. La figura chilena, además, denuncia un descuido en los accesos de la comuna.

“Tratan al surf como un crimen. Imagínate que se han visto cosas insólitas. Hay tardes de redadas de militares siguiendo a surfistas. Son personas que están haciendo deporte en un mar donde nadie se topa con nadie. No entiendo por qué lo ven así”, afirma.

“Es denigrante para los propios militares que tengan que ocupar su energía y tiempo para esa misión. Hasta ellos comentan que es una lata. Se sienten mal por tener que hacer eso, en vez de repartir canastas de comida”, agrega Trinidad Segura en conversación con As,

- ¿Qué argumentos da la autoridad?
- El Ministerio de Salud autorizó la práctica deportiva. En otros lugares se pueden hacer surf. Acá dicen que se va a llenar de santiaguinos, pero eso depende exclusivamente de los cordones sanitarios. El cuidado a las entradas duró un mes. Después todo el mundo se relajó. No hay carabineros ni militares, porque van a seguir surfistas. La gente llegaba y pasaba en las entradas rurales, sin que nadie le pidiera nada.

- ¿Ustedes han entregado propuestas al respecto?
- Sí, planteamos formas de cómo volver al agua. Hemos visto ejemplos de otros. Hay gente en internet que comenta: ¿por qué se va a autorizar el surf si yo no puedo ir a jugar una pichanga? Eso es totalmente ilógico, porque el fútbol es un deporte en grupo. Para el surf se necesita una tabla y se va a surfear. Luego te vas para la casa y no viste a nadie. No necesitas más personas para el funcionamiento. Además el mar tiene un montón de beneficios físicos y mentales.

- ¿Siente que han sido más duros con el surf que con otras áreas?
- Mira, yo comparto que debemos quedarnos en casa y cuidarnos. Pero el tema es que somos pocos los que respetamos. El resto está haciendo colas para ir a Correos de Chile, para ir a un banco, al supermercado, hay ferias repletas. La tarde en Punta de Lobos está lleno de familias caminando o andando en bicicleta. Pero prohíben el surf, que tiene muchos beneficios.

- ¿Cuáles son los beneficios principales?
- El surf alimenta este pueblo. La ola no contamina, y le da economía al sector. Creen que autorizar el surf es darnos un privilegio, pero no entienden que tiene beneficios físicos y mentales. El tema es raro y cerrado de cabeza. Lo que más molesta que hay tema más importantes. El foco no debería ser esto. El surf es nuestro motor y no nos vamos a contagiar en el agua.

- Ramón Navarro comentó en AS que necesitan entrar a las olas para tomar fotos y grabar videos, según sus temas de marketing….
- Claro. La gente dice que es una necesidad ir al banco o ir a la feria. Bueno, el surf es una necesidad para nosotros. Nosotros vivimos de eso, ya sea porque necesito hacer material, porque necesito entrenar, porque tengo escuela de surf, porque hago retiro, o porque debo probar las tablas. Y Pichilemu no está en una situación como para prohibirlo. No hay muchos contagiados ni cuarentena. Entre todos podemos subsistir, solo deben fiscalizar bien la entrada.