Temas del día Más temas

Fútbol

Rozental recordó su época con Gascoigne: "Usaba los cepillos de dientes de sus compañeros"

El ex delantero nacional estuvo en ESPN Radio Chile y rememoró su paso por el Glasgow Rangers de Escocia, donde compartió con el ex volante británico.

El ex delantero nacional estuvo en ESPN Radio Chile y rememoró su paso por el Glasgow Rangers de Escocia, donde compartió con el ex volante británico.

Sebastián Rozental tuvo el privilegio de compartir con el reconocido ex volante británico, Paul Gascoigne, durante su paso por el Glasgow Rangers. En entrevista con ESPN Radio Chile, el chileno reveló detalles de su día a día con 'Gazza'.

En primer lugar, Rozental destacó el buen recibimiento que tuvo en Escocia por parte de Gascoigne y de todo el equipo: "Me recibió increíble, yo era un 'pendejo' de 20 años recién cumplidos, más allá de lo que había vivido acá en Chile, uno llegaba allá y habían 15 jugadores en el plantel que eran mucho más importantes que yo".

El ex delantero nacional reveló cómo era el día a día del británico: "Estaba todo el tiempo haciendo bromas, lo único que quería era molestar al resto. Yo tuve la mala suerte de lesionarme un sábado, y él se lesiona un lunes en un partido amistoso, entonces hubo un período de 3 meses en que compartimos kinesiología todo el día, almorzábamos y tomábamos desayuno todo el tiempo".

En ese período de tres meses fue cuando Rozental vio lo más extravagante de Gascoigne: "Él iba, agarraba el neceser (estuche o bolso) de cualquiera, sacaba el cepillo y se lavaba los dientes con el primero que encontraba. Yo estaba sentado al lado de él y me imaginaba cuántas veces se habrá lavado los dientes con mi cepillo".

Además, el ex atacante cruzado contó que eso no fue lo único: "En esa época en el club era tradición ir a entrenar de terno, y él vivía en un hotel, por lo que no tenía lavadora. Cuando llegaba yo lo miraba de lejos, y él agarraba sus calcetines, les tomaba el olor, los tiraba a la basura y le robaba los calcetines a los compañeros. Después de entrenar volvían, se duchaban, se empezaban a vestir con el terno y algunos se iban sin calcetines para la casa porque Gascoigne se los había robado".