COLO COLO

El 10 de Olimpia 91’ recuerda la anécdota que pudo cambiar la final

Luis Alberto Monzón cuenta por qué el goleador de la Libertadores 1990 no jugó la vuelta ante Colo Colo. También reconoce: “Nunca recibí mi medalla”.

0

“La gente nos recuerda como uno de los mejores equipo de la historia”. La frase es de Luis Alberto Monzón, el ‘10’ del recordado plantel de Olimpia que jugó tres finales de Copa Libertadores. Una fue ante Colo Colo en el 1991, justamente hace 29 años.

Ese día, el elenco que dirigía Mirko Jozic triunfó por 3-0 en el Monumental, y se quedó con el único título de Libertadores que tiene el fútbol chileno: “No le voy a quitar mérito a Colo Colo, porque ellos lo hicieron bien y nosotros no aprovechamos la localía”, dice Monzón a As.

Sin embargo, hay un factor determinante que pudo cambiar la historia. Y él lo reconoce: “Nuestro equipo se basaba en la parte ofensiva”, afirma. En ese partido, Olimpia no tuvo a sus dos delanteros estrellas: Raúl Vicente Amarilla y Adriano Samaniego.

La historia de Amarilla es conocida: estaba lesionado. La de Samaniego no tanto. Este último, que fue goleador de la Copa Libertadores 1990, recibió un balazo después del empate 0-0 en la ida. Así lo recuerda Luis Alberto Monzón.

- ¿Por qué Samaniego se pierde la vuelta ante Colo Colo?
- Tuvo un accidente después del partido en Paraguay. Se le cayó una pistola y la bala le pasó por el tobillo. Se fue a la pierna de casualidad. Fue un golpe duro para nosotros, porque era fundamental para la revancha. Además ya veníamos con otros jugadores resentidos físicamente. Yo siento que todas las batallas seguidas que tuvimos nos pasó la factura.

El mito cuenta que al día siguiente de la ida ante Colo Colo, el plantel de Olimpia salió de fiesta. Al recoger su billetera, la pistola de Samaniego se disparó. Otros jugadores que prefieren no dar su nombre recuerdan que en esa época muchos del plantel salían con revolver, ante una ola de secuestros que afectaba al país.

Monzón opta por no dar más detalles: “Específicamente no te puedo decir más. Pero fue muy difícil para nosotros porque contábamos con él. Esa misma noche comenzó a correr el tema del accidente, y se supo a nivel nacional. Nosotros no podíamos quedarnos, había que entrenar igual”.

- ¿Usted cree que Olimpia ganaba con ellos presentes?
- Como te decía, no quiero desmerecer a Colo Colo, pero sí la hubiésemos hecho más difícil (risas). Podríamos haber cambiado la historia. La verdad no podríamos adivinar si hubiésemos logrado el título, pero seguro lo habríamos hecho más complicado, porque Amarilla y Samaniego hacían todos nuestros goles (risas).

- ¿Es cierto que nunca le pasaron las medallas?
- Sí, no sé qué pasó. Terminó el partido y nos fuimos calientes al camarín. No logramos estar en la premiación. Después fuimos hacia el hotel y nunca la vi. Los dirigentes tenían que ir a buscarla a Conmebol, pero la verdad es que ni idea qué pasó. Yo al menos no la tengo.

- ¿Y las otras?
- Claro, tengo la del 1989 y la del 1990. La del 1991 no.

- ¿En qué está usted actualmente?
- Sigo ligado a Olimpia. En este momento soy coordinador general de las inferiores. Por el tema del coronavirus, la asociación suspendió todo hasta fin de año. ¿Cómo veo el fútbol paraguayo? Estamos en un proceso de cambio, con jugadores que están tratando de dar pelea.