El duelo de Medel con Cristiano Ronaldo

Hizo todo lo que pudo, pero no hubo caso. Gary Medel terminó inclinándose ante una fuerza futbolística superior, que además cuenta con esos cracks que surgen en el instante justo para guardar en el bolsillo de la Juventus partidos que a veces engañan con cierta equiparidad. Bologna cayó por 2-0 frente al puntero en el regreso del fútbol en Italia, tras la suspensión por la pandemia del coronaviris. Sin embargo, lo importante fue que pudimos volver a ver en acción al capitán de la Roja, después de más de seis meses de inesperada ausencia.

La última presencia en cancha de Medel había ocurrido el 6 de enero pasado. Actuó hasta el minuto 83 en el empate 1-1 contra Fiorentina y luego nos enteramos de que una lesión muscular lo mantendría cerca de tres semanas lejos de la titularidad. Al final, la rehabilitación fue más extensa y recién volvió a aparecer en la convocatoria en el mes de marzo. Estuvo en la banca y no ingresó en la derrota por 2-0 contra Lazio. Posteriormente vino la suspensión de la competencia en el Calcio y la espera del chileno por volver al terreno de juego se tornó más prolongada.

Pese a la derrota, Medel dejó buena impresión. Hasta el 1-0 parcial de la Juventus, Bologna emparejó el partido y, claro, la visita tuvo algunas ocasiones, pero el cuadro del capitán de la Roja la peleó harto, acercándose también con peligro. Incluso pudo anotar la primera cifra en una recuperación de balón, tras una mala salida del cuadro rival. Sin embargo, en dos jugadas clave, el puntero liquidó todo, gracias a un penal anotado por Cristiano Ronaldo y un golazo de Paulo Dybala (recibió de '9', se sacó al central con un giro y, uniendo potencia y ubicación, puso el balón junto al palo derecho).

Tantos meses sin fútbol competitivo, tal vez, ocasionaron que Medel no exhibiera el rol protagónico que le conocemos en la mayoría de las canchas. Pero no desentonó para nada, incluso fue uno de los mejores de Bologna. Luciendo una contextura impecable (se nota que se cuidó al máximo durante la cuarentena en Italia), el chileno recorrió incansablemente la cancha como primer '6' en la dupla de volantes de centrales de su equipo. Cuando entró en contacto con el balón, resolvió con lucidez y agilidad, a dos o tres toques o con conducciones breves y rápidas, para otorgar fluidez en la circulación de la pelota.

Actuando de extremo izquierdo, lo que lo llevó en ocasiones a coincidir espacialmente con Medel, Cristiano Ronaldo tuvo varios duelos con el chileno. El portugués no se complicó, resolvió con sencillez ante la presión intensa del hombre de la Roja y su arsenal de amagues lo desplegó frente al japonés Takehiro Tomiyasu, quien en ocasiones pasó de largo cuando el crack de la Juve insinuó enviar un centro o disparar al arco. No se trata de ponerse absurdamente la camiseta, pero en cada cruce con Medel daba la sensación de que Cristiano Ronaldo, en buen chileno, intentó siempre 'hacerla corta', deshaciéndose rápido del balón.

Recién se disputó la fecha 27 del Calcio y aún restan 11 partidos por jugar. Todo concluirá el 1 de agosto y la aspiración en Bologna es ascender hasta la sexta posición para conquistar un cupo en la próxima Europa League. Serán cinco semanas intesísimas para Medel, la oportunidad perfecta para corresponder los justos pergaminos con los que regresó al norte de Italia, luego de sus tres temporadas en Inter de Milán.

Seamos sinceros, su desempeño todavía no ha sido el esperado: de los 29 encuentros totales de la temporada, fue titular solo en 14 partidos. Se espera más de Medel, pero las lesiones y una expulsión seguramente incidieron en que esto ocurriera. Sin embargo, ante Juventus, el chileno dejó súper claro que intenta recuperar el tiempo perdido. "No puede hacer todo solo", dijeron en Italia, comentando su actuación y la poca colaboración del resto. ¡Qué importa! El volante llevaba seis meses fuera de la cancha y volver así insinúa que el cierre de la temporada puede ser brillante. ¿Por qué no?