BARCELONA 2 - ATLÉTICO 2

El esfuerzo de Vidal otra vez no fue suficiente para el Barcelona

El chileno fue titular, y batalló hasta el minuto 90, cuando fue reemplazado por Griezmann. Barcelona suma su tercer empate en las últimas cuatro fechas disputadas.

El esfuerzo de Vidal otra vez no fue suficiente para el Barcelona
ALBERT GEA REUTERS

Arturo Vidal acostumbra a sumar elogios por su garra e ímpetu. Y esta vez se esforzó el doble. Pero aun así, no fue suficiente. Barcelona no pudo festejar en la batalla contra el Atlético de Madrid y solo consiguió un empate 2-2 por la fecha 33 de la Liga Santander.

El chileno se mostró activo desde el comienzo. Incluso, la apertura de la cuenta llegó tras una genialidad de él. Un taco en el minuto 10 favoreció al Barcelona con un tiro libre. El córner que nació justamente de esa jugada terminó en autogol de Diego Costa.

La historia cambió rápidamente. Seis minutos más tarde, el propio Vidal corrió hasta su área para cometer un penal a Yannick Carrasco, quien había eludido a Gerard Piqué y estaba cerca de anotar. Diego Costa falló, pero el VAR lo repitió por adelanto de Ter Stegen. Saúl sí marcó.

Barcelona controló en los minutos siguientes, pero no encontró los espacios. Atlético se replegó durante varios momentos y no dio chances. Messi, conectado con la mejor versión de Vidal, estuvo cerca de marcar en al menos dos ocasiones. Jan Oblak brilló.

El elenco de Quique Setién mejor en el inicio del complemento, y un penal a Nelson Semedo generó una ocasión inmejorable. Lionel Messi se paró frente al balón, y definió con clase. Barcelona volvía a sonreír.

Sin embargo, el Atlético de Diego Simeone presionó en los momentos precisos y le dio resultado. Cuando transcurrían 60 minutos, el mismo Semedo fue protagonista. Pero ahora en el lado contrario: competió un penal, y el mismo Saúl se encargó de marcar.

Vidal fue el protagonista del resto de la batalla. Lideró el ataque, aportó en la marca y casi anota en dos oportunidades. El ex Juventus no paró de correr hasta el minuto 90, cuando fue reemplazado por Antoine Griezmann. Pero la historia ya tenía su final: Barcelona sumó un nuevo empate, y dejó al Real Madrid con otra opción de extender su ventaja.