ENTREVISTA AS

Dani Zamora valoró los triunfos de La Roja femenina y se ilusiona con los Juegos Olímpicos

La delantera de la U repasó con AS algunos momentos de su carrera y lo que ha vivido en La Roja. Además, recordó el Mundial de Francia 2019 y adelantó el repechaje olímpico.

Dani Zamora valoró los triunfos de La Roja femenina y se ilusiona con los Juegos Olímpicos

Ya jugó un Mundial y ahora aguarda por los juegos Olímpicos. Es Daniela Zamora, jugadora de Universidad de Chile y una indiscutida en las nóminas de José Letelier en La Roja femenina.

Zamora conversó con AS Chile y se refirió a sus comienzos, los años en que estuvo retirada, sus motivaciones para volver a la actividad, la experiencia de jugar la Copa del Mundo en Francia, sus recuerdos de la obtención de la Copa Internacional ante Brasil (que cumplió un año) y la posibilidad de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio

- ¿Dónde se dan los comienzos de su carrera?
- Yo no jugaba fútbol, jugaba handball en el colegio y ese mismo equipo se metió a jugar un campeonato en la ANFP de esos interescolares que se hacían. Mi colegio se metió sin tener rama de fútbol y yo fui. Justo en ese torneo había gente de la selección y me preguntaron si quería ir a probarme. Fui quedando y empecé a jugar más profesionalmente. Después de un tiempo me integré al Club Santander.

- Estuvo cuatro años inactiva. ¿Por qué se retiró?
- Porque terminé mi carrera y me puse a trabajar. Es muy difícil compatibilizar las dos cosas: entrenar profesionalmente y trabajar con horario de oficina se me hacía casi imposible. Así que por eso dejé de jugar por ese tiempo.

- ¿Qué la motivó a volver? ¿Le costó el regreso?
- Fue bastante difícil, cuatro años es un periodo súper largo. Más encima dejé de jugar totalmente, me mantenía en ligas de fútbol 7. Fue un cambio súper grande. Me costó harto físicamente, pero lo que me motivó fue el sueño de jugar un Mundial y de sentir que si no volvía ahora al fútbol no iba a volver nunca más, entonces fue la oportunidad que se me dio de volver a jugar. Era un ahora o nunca, así que la decisión la tomé por eso. El fútbol siempre me ha gustado y es una de mis pasiones, así que no quería cerrar totalmente la puerta.

- Finalmente se cumple ese objetivo de jugar un Mundial, ¿cómo resumiría esa experiencia en Francia 2019?
- Fue una experiencia única. Son momentos que solo te los da el fútbol. Son emociones que no se sienten en ningún otro lado. Compartir con jugadoras increíbles, más encima en un grupo con las actuales campeonas, las que finalmente fueron campeonas, con Suecia que salieron terceras… el nivel que hay en el campeonato, los estadios en los que jugamos, todo es una experiencia demasiado linda, muy enriquecedora y que es algo impagable.

- Hace un año ganaron la Copa Internacional en Brasil, a un equipo lleno de jugadoras con experiencia en Europa. ¿Qué recuerdo tienes de ese título? ¿Tiene más peso por la categoría del rival?
- Sí, sobretodo haberle ganado a Brasil y en su propia casa. Es increíble, nosotros íbamos con el objetivo de salir campeonas, pero nunca le habíamos ganado a ellas. Hicimos un partido muy bueno, nuestro juego y creo que eso nos demuestra que nos podemos enfrentar de igual a igual a cualquier equipo. Ha sido de las cosas que nos mantienen motivadas y con el objetivo siempre en los partidos que se van a jugar ahora en febrero en el repechaje a los Juegos Olímpicos.

- ¿Han podido ver y analizar a Camerún?
- Sí, hemos visto hartas cosas. Sabemos que es un equipo muy fuerte físicamente, tienen jugadoras muy rápidas y creo que nosotras tenemos que apostar por nuestro juego y no caer en ese juego físico. Si es que podemos imponer nuestro fútbol, tenemos bastantes posibilidades de ganar y clasificar a Tokio 2021.