CHILENOS POR EL MUNDO

Una Champions especial: el registro que golpea a los chilenos

La competencia europea tiene el número más bajo de chilenos en una década. La temporada más exitosa fue el 2012-2013, con nueve futbolistas nacionales.

La Champions League definió este jueves los grupos que tendrá la temporada 2020/2021. Esta edición solo incluirá a dos futbolistas chilenos: Alexis Sánchez y Arturo Vidal, quienes desafiarán al Real Madrid junto al Inter de Antonio Conte. Shakthar Donetsk y Borussia Mönchengladbach completan el grupo. Sin embargo, la novedad es justamente la escasa presencia de futbolistas nacionales. De hecho, este será el año con menos jugadores chilenos en una década.

Desde la temporada 2011-2012 en adelante, Chile nunca tuvo menos de cuatro representantes. La constante presencia de Claudio Bravo, Alexis Sánchez y Arturo Vidal permitía armar una base. A ellos se sumaban otros. El caso más protagónico, tal como ocurrió la temporada anterior, era Charles Aránguiz. Sin embargo, Bravo partió a Betis y Aránguiz no logró clasificar a la Champions League. Esa situación a Vidal y Alexis como únicos jugadores.

La edición más exitosa fue la temporada 2012-2013, pues tuvo la presencia de Arturo Vidal (Juventus), Alexis Sánchez (Barcelona), Ángelo Henríquez (Manchester United), Marco Estrada (Montpellier), Mauricio Isla (Juventus), Pablo Contreras (Olympiakos), Pedro Morales (Málaga), Bryan Carrasco (Dinamo Zagreb) y Manuel Iturra (Málaga). La mejor participación fue de Alexis Sánchez, quien llegó hasta semifinales junto al Barcelona. En esa fase tropezó ante el Bayern Munich.

Mark González, Eduardo Vargas, Marcelo Díaz, Junior Fernandes, Gary Medel y Nicolás Castillo también formaron parte de planteles en Champions League durante el camino. No obstante, la historia cambió y hoy solo dos futbolistas compiten en el torneo más importante de Europa. La temporada 2010-2011 había sido la única con un número tan bajo: en esa oportunidad, David Pizarro (Roma) fue el único representante chileno. El escenario de hoy es otra demostración de que la generación exitosa de Chile entra en su recta final.