Temas del día Más temas

U.de Chile

La U de Caputto y la casualidad del 2-0 que no se daba hace 22 años

Los azules han desperdiciado una ventaja de 2-0 en dos partidos en este campeonato, ante Palestino y Audax. Un hecho que no se daba hace más de dos décadas.

La U de Caputto y la casualidad del 2-0 que no se daba hace 22 años
MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT

Hace 22 años que Universidad de Chile no desperdiciaba una ventaja de 2-0, en dos partidos de un mismo campeonato. Los dirigidos por Hernán Caputto sufrieron el mismo problema ante Palestino y Audax Italiano. Ambos encuentros finalizaron 2-2.

Ante los árabes, el 30 de agosto por la octava fecha, la U ganaba 2-0 hasta los 79', con goles de Walter Montillo (29') y Joaquín Larrivey (51'). Leandro Benegas (79') y una chilena espectacular de Luis Jiménez (89') sentenciaron la paridad en San Carlos de Apoquindo.

Ahora, frente a Audax Italiano en el estadio El Teniente de Rancagua, Larrivey puso en ventaja a los azules con un doblete a los 10' y 45'. A los 72', Pablo Lavandeira igualó para los itálicos y los 77' Jorge Henríquez puso el empate final.

Las farras de 1998

Para encontrar un hecho similar hay que remontarse al torneo de 1998, donde la U tuvo una gran reacción final, pero perdió el título en la última fecha ante Colo Colo.

Primero el 19 de julio de 1998, por la octava fecha, la U derrotaba 2-0 a Puerto Montt en el estadio Nacional, con goles de Pedro González (37') y Flavio Maestri (55'). Los de Chinquihue lograron lo imposible e igualaron con cifras de Franz 'Otto' Arancibia (76') y un cabezazo de Raúl Duarte (88').

La del 7 de noviembre de 1998 (fecha 25) fue una farra aún mayor, ya que la U se puso 2-0 en ventaja ante Wanderers en Valparaíso, con anotaciones de Clarence Acuña (10', definición en la línea tras cabezazo de Flavio Maestri) y Pedro González (21'), pero el cuadro caturro logró empatar mediante Moisés Ávila (53') y Francis Ferrero (66').

La U nuevamente quedó arriba en el marcador con un derechazo del 'Heidi' González a los 85', pero no pudo mantener la ventaja y Miguel Ardiman puso el 3 a 3 final en el último minuto. Ese partido es recordado porque, en medio de la brega, el volante Leonardo Rodríguez tuvo que ir al baño.