COBRESAL - WANDERERS

Cobresal corta su mala racha y celebra en casa ante Wanderers

El cuadro minero dejó atrás dos derrotas y dos partidos sin convertir. Volvió a celebrar gracias a un gol de Sebastián Varas. Los caturros extienden su irregular presente.

Cobresal corta su mala racha y celebra en casa ante Wanderers
OSCAR TELLO/PHOTOSPORT OSCAR TELLO/PHOTOSPORT

Cobresal dejó atrás dos derrotas consecutivas y se impuso por 1-0 a Santiago Wanderers en el Salvador. Un triunfo clave para recuperar la sonrisa y volver a pelear en la parte alta de la tabla en el Campeonato Nacional.

El equipo dirigido por Gustavo Huerta se sobrepuso a un inicio complicado, donde pudo quedar en desventaja a los diez minutos. Sebastián Ubilla anotó la apertura de la cuenta, sin embargo, el árbitro desestimó el tanto luego de confirmar un ajustado fuera de juego con el VAR.

La decisión, imposible de percibir sin el videoarbitraje, le dio un nuevo aire a los locales que no lo desaprovecharon. Las banderas las tomó Marcelo Cañete, quien se comenzó a transformar a partir de ahí en una de las figuras del encuentro.

El argentino le devolvió la pelota a los locales y se transformó en el agente de mayor peligro de Cobresal. Un protagonismo que capitalizó en el 1-0. El argentino inició la jugada en el corner y la finalizó con un centro raso que encontró solo a Sebastián Varas para la apertura de la cuenta.

Como era previsible, Santiago Wanderers intentó reaccionar en el segundo tiempo. Lo hizo con energía, pero sin ideas. A los dirigidos por Miguel Ramírez les costó inquietar al arquero Requena, y casi siempre se encontraron con una defensa bien parada.

A los 62 minutos, la expulsión de Sebastián Silva le dio otra incentivo. El jugador fue expulsado -previa consulta con el VAR- luego de una dura patada. El árbitro le sacó primero la amarilla, sin embargo, luego de consultar las cámaras optó por expulsarlo.

Con diez jugadores, el planteamiento de Cobresal fue aún más defensivo. Apostó por aguantar y solo salir de contragolpe. La fórmula le dio resultado, y sin luchar demasiado, mantuvo la mínima ventaja hasta el final del partido.