U. DE CHILE

El complicado paso que tuvo Dudamel desde Venezuela a Brasil

El técnico tiene un principio de acuerdo con la U. Este mismo año ya tuvo una experiencia fuera de su país dirigiendo a Atlético Mineiro y no se pudo asentar.

La Universidad de Chile está cerca de abrochar a su nuevo técnico, siendo Rafael Dudamel el elegido por Azul Azul luego de una extensa presentación de los directores deportivos.

Según cuentan desde el interior de la concesionaria, el acabado conocimiento del técnico por la actualidad de los azules, el desarrollo del proyecto que llevó a cabo en Venezuela y si disciplinado estilo para manejar los grupos, fueron aspectos que primaron a la hora de elegirlo.

Sin embargo, dicho manejo no siempre fue bien recibido por sus dirigidos y queda de manifiesto al revisar la carrera del entrenador venezolano en los últimos años.

Selección de Venezuela, de dulce y agraz

Se pensaba que Dudamel dirigiría los destinos de la "Vinotinto" en su camino rumbo a Qatar 2022, pero luego del éxito logrado en divisiones inferiores, donde llegó a la final del Mundial Sub-20 del 2017, el estratega no alcanzó a disfrutar de dichos talentos en la adulta y renunció a finales del 2019.

Una magra Copa América de Brasil, desavenencias con los dirigentes del fútbol venezolano y problemas con algunos jugadores, como Josef Martínez que terminó renunciando a la selección, marcaron el último año de Dudamel al mando del combinado adulto de Venezuela.

Atlético Mineiro y dos eliminaciones dolorosas 

Dudamel renunció a Venezuela y probó suerte por primera vez en un club fuera de su país. Firmó por Atlético Mineiro, que se reforzó pensando en mejorar lo realizado en 2019.

El técnico intentó darle disciplina a un elenco que el año anterior había coqueteado con la zona de descenso en el Brasileirao, pero al parecer no tuvo una buena recepción su manejo.

El equipo fue eliminado de dos competencias en los primeros meses del año y eso colmó la paciencia de los dirigentes, que terminaron destituyéndolo por "incompetencia técnica".

El Galo quedó fuera de la Copa de Brasil en segunda ronda, cayendo en penales, luego de jugar ida y vuelta, con el modesto Afogados de Ingazeira, elenco que recién se empezaba a preparar para participar en la Serie D del fútbol brasilero.

A nivel internacional, Unión de Santa Fe lo eliminó en primera fase de la Copa Sudamericana y eso terminó de colmar la paciencia de los dirigentes atleticanos.