El mundo paralelo de Rueda

Este viernes, Reinaldo Rueda entregó la nómina de la selección chilena para los partidos de Eliminatorias ante Perú y Venezuela. Como siempre, la lista generó ruido por lo que están y también por lo que no aparecen.

Gary Medel y Charles Aránguiz quedaron fuera por lesión, pero Eduardo Vargas, el segundo goleador histórico de la Roja, no apareció simplemente por decisión técnica. Lo de "Edu" es a lo menos "raro", pues pese a que no tuvo un rendimiento óptimo ante Uruguay y Colombia, aún no asoma un hombre que lo pueda desplazar claramente. Felipe Mora, Diego Rubio y Niklas Castro siguen siendo "apuestas". Vargas debió estar, al menos para ser banca.

Entre las cosas positivas, sin duda están las nominaciones de Yonathan Andía, Andrés Vilches y Carlos Palacios, tres jugadores que se ganaron a pulso su lugar gracias a buenas actuaciones en el Torneo Nacional. En otros tiempos, eso no les habría alcanzado por estar en "equipos chicos", pero Rueda decidió darles una chance. Aplaudible.

Lo más raro de todo, en todo caso, está en la mitad de la cancha. EL DT incluyó a Pablo Parra y Rodrigo Echeverría, dos hombres de buen presente en la liga local. Con todo respeto, eso sí, sólo Ruedo cree que ellos dos son más que Juan Leiva e Ignacio Saavedra, motores de Unión La Calera y Universidad Católica, respectivamente, equipos líderes del campeonato nacional y ya clasificados a octavos de final de la Copa Sudamericana.

También quedaron fuera Lorenzo Reyes y Leonardo Gil. El primero es titular constantemente en la liga mexicana y ya ha demostrado que la Roja no le pesa. El segundo, un argentino-chileno que se ha cansado de decir que feliz vendría a jugar por nuestro país. El "Colo" se había ido al fútbol árabe, lo que le había quitado chances, pero ahora llegó a Vasco da Gama de Brasil y ya es figura tanto del Brasileirao como de la Copa Sudamericana. ¿No alcanza con eso?

Más allá de todo lo que uno pueda decir, el que manda es Rueda y él decide quién va y quién no. Él tendrá que dar explicaciones después si le va mal o nos enrostrará las victorias si le va bien. Lo único claro es que malos resultados ante Perú y Venezuela perfectamente le pueden costar el puesto.