Entrevista As

"Parálisis facial": la historia del colombiano que brilla en la B y que sueña con la UC

Yorman Zapata es una de las figuras del encumbrado Magallanes. Tiene 20 años, llegó a Chile el año pasado y un porcentaje de su pase es de los cruzados.

0
"Parálisis facial": la historia del colombiano que brilla en la B y que sueña con la UC

El delantero colombiano Yorman Zapata (20) llegó a Chile el 2019 para jugar en la serie juvenil de Universidad Católica y de inmediato llamó la atención de todos. "Me trajeron unos representantes. Llegué un miércoles y el viernes ya estaba inscrito en el equipo", recuerda en conversación con As.

En su primer torneo con los cruzados fue subcampeón con la Sub 19 y luego ganó la Copa VAR. Ahí decidió dar el salto y llegar al equipo adulto de Magallanes. "La UC aún tiene el 25% de mi pase. Si ellos me quieren de vuelta tienen la primera opción", comenta.

Hoy es una de los jugadores más destacados de un equipo 'carabelero' que es tercero y que después de muchos años vuelve a ilusionarse con el ascenso. En este torneo lleva 19 partidos, 18 como titular y cuatro goles. "Estoy muy contento porque todo el entrenamiento que no se ve está dando frutos. El sacrificio es grande, más porque vengo de afuera", confiesa.

- ¿Qué ha sido lo más difícil de venir tan joven a otro país?
- He tenido problemas, pero sé sobrellevar las situaciones. Me quedo callado y me enfoco en lo que tengo que hacer. Es todo diferente, las comidas, algunas palabras, igual me enfermé con lo del frío, me dio parálisis facial.

- ¿Cómo fue eso?
- Se me paralizó el lado izquierdo y fue porque en mi primer invierno tenia la calefacción cerca, me levantaba temprano y ahí se me produjo el problema. Fue grave, pero se me pasó solo. En diciembre estuve en Colombia y me dieron unas gotas que me hacen bien.

- ¿Con qué se ilusiona para su futuro?
- El sueño es llegar a Primera División, pero primer jugar y rendir de la mejor manera. Me gustaría una revancha en Católica o llegar a otro equipo de la principal categoría.

- ¿Cree que podría rendir en Universidad Católica?
- Sí, encuentro que sería un lindo desafío. Me acomodaría mucho el estilo de juego de la UC, porque siempre sale a proponer y usa punteros. Sé que lo puedo lograr. Además, en la Sub 19 jugué con Marcelino Núñez y nos entendíamos mucho en la cancha, hacíamos goles, paredes... Sería muy lindo volver a jugar con él en el primer equipo.

La gran ilusión de Magallanes

- ¿Cómo vive este gran presente de su equipo? Están en la parte alta...
- Hay buen ánimo y estamos tranquilos porque estamos haciendo las cosas bien. Este es uno de los primera torneos en que el equipo está peleando arriba y eso es muy bueno.

- ¿Cuál diría que es la clave para este buen rendimiento?
- El compañerismo y que sabemos soportar los momentos malos del equipo en partidos. Además, cuando nos toca convertir somos contundentes. También el DT (Ariel Pereyra) trata de tenernos a todos contentos y aunque llevar un grupo es difícil, estamos todos en la misma onda, es muy importante su rol, trabaja muy bien.