El paso atrás de Beausejour

Fue sin duda la principal novedad en la convocatoria de Reinaldo Rueda para los duelos de Eliminatorias contra Perú y Venezuela. Hace algún tiempo el DT de la Roja instaló públicamente el tema, pero todo había seguido igual hasta que finalmente el nombre de Jean Beausejour volvió a aparecer en una nómina de la Selección. Sí, aunque haya dicho que era "poco serio" dar un paso atrás en su decisión de retirarse de la Roja, hoy el zurdo está de vuelta en Juan Pintro Durán.

Es una buena noticia para la Roja. La escuadra nacional volverá a contar con un tipo que jerarquiza el plantel, por su liderazgo y la compresión profunda que posee del juego. Sin Gary Medel y Charles Aránguiz, la presencia de Beausejour adquiere, por lo tanto, mayor importancia. Alexis Sánchez, Mauricio Isla y Arturo Vidal ejercen una conducción futbolística, pero la dirección integral del grupo era mucha pega para Claudio Bravo y ahora, al menos, contará con el zurdo para esta labor.

Queda más que claro que su convocatoria no es por lo que viene realizando en Universidad de Chile. Su nivel no ha sido el de los mejores, al igual que la mayoría de los integrantes del plantel azul, con solo un par de excepciones. Está de vuelta por su pasado reciente en la Roja y porque Rueda, en una etapa de prueba que incluyó a varios nombres, no dio con el ocupante ideal para el puesto de lateral izquierdo. 

Contra Uruguay y Colombia, la Selección generó escaso volumen ofensivo por el sector izquierdo del ataque. Los titulares fueron Nicolás Díaz y Sebastián Vegas, con buenas actuaciones en vista de su perfil evidentemente más defensivo en la posición. Sin embargo, en esta doble fecha de Eliminatorias la demanda será distinta.

Lo más probable es que Chile se encuentre con bloques defensivos compactos y retrasados en el terreno de juego. Entonces, el juego por los costados, mediante situaciones de doblajes ofensivos a través de la interacción del extremo o puntero con el lateral, resultará clave. Beausejour tiene una vieja y existosa historia en este sentido con Sánchez y las posibilidades de que pueda reeditarse no parece lejana. Por lo menos, esa es la apuesta de Rueda.

Además, el retorno del zurdo a la Roja se asimila a lo ocurrido con Marcelo Salas en el inicio de la era de Marcelo Bielsa. Contra todo pronóstico, el DT argentino alineó al Matador de titular y su aporte se dio tanto dentro como fuera de la cancha. Claro, en una exigencia superlativa ante centrales de los mejores de Sudamérica, se vio algo diezmado, pero igual le anotó dos goles a los uruguayos en Montevideo.

¿Por qué Beausejour no puede cumplir con esa misma labor? Su ascendencia es indicustida en el camarín, incluso frente a los que llegan desde el exterior. Además, no nos olvidemos que esta ocasión será el reencuentro de Bravo y Vidal en un contexto oficial de partidos por los puntos. Y contar con una voz centrada y orientada hacia los objetivos colectivos del plantel, como la del zurdo, puede resultar clave para llevar adelante la situación.