COLO COLO

El silencioso rol de Quinteros para dar vuelta el caso de Valdivia

El entrenador tenía dudas sobre una eventual llegada del volante. Pero fue el mismo DT que pasó a tener un rol protagónico en el final de la negociación.

A pocas horas de cerrar el libro de pases, Colo Colo presentó a Jorge Valdivia como su último refuerzo. El volante se sumó a Maximiliano Falcón, Ignacio Jara y Pablo Solari como los nuevos futbolistas que Gustavo Quinteros tendrá a su disposición. Aunque un eventual regreso del 'Mago' parecía imposible en el Monumental, el peligro del descenso volvió a poner su nombre en la mesa. Y, ahora, el DT asumió un rol clave para concretar el fichaje.

Hace alrededor de tres semanas, el escenario era totalmente diferente. La demanda judicial, las diferencias públicas de Valdivia con Blanco y Negro y sus constantes lesiones, mantenían al jugador fuera de las opciones. "Tenemos que incorporar a futbolistas que estén al 100 por ciento", avisaba el propio Quinteros. El 'Mago' ha enfrentado una extensa lista de lesiones, tanto en Colo Colo como en el Mazatlán de México.

La prioridad para el mediocampo de Colo Colo siempre fue Ángelo Araos, pero la gerencia deportiva no logró destrabar la situación con Corinthians. "Hicimos todos los esfuerzos, pero no se pudo", reconocieron en el Monumental. Lo complejo es que Quinteros necesitaba una última pieza: "Nos falta alguien en el último pase", pidió una y otra vez a la directiva del club. En ese contexto, y a falta de pocos días para el plazo fatal, una negociación con Valdivia tomó fuerza.

El ex futbolista de la Roja es el jugador con mejor promedio de asistencias en los últimos años del fútbol chileno (el detalle). Justo lo que Quinteros desea. El entrenador se abrió a la opción, considerando, además, que la idea fue propuesta (inicialmente) por integrantes del plantel. Valdivia, creen en el cuerpo técnico, le podría servir a Colo Colo dentro de la cancha, pero también fuera. Por ello, el ex DT de la UC se transformó en un aliado de Aníbal Mosa, quien esta vez negoció sin Marcelo Espina ni Harold Mayne-Nicholls.

La llegada de Valdivia es una señal de reconciliación con los jugadores, y Quinteros lo sabe. El entrenador fue intermediario en la polémica por Matías Zaldivia y aplaudió públicamente el acuerdo entre las partes por el uso de la Ley de Protección al Empleo. Ahora, cuentan en Blanco y Negro, Quinteros debía extender su sello conciliador. Al fin de cuentas, no tenía nada que perder.

El técnico se contactó con Jorge Valdivia antes de la firma. "Sí, hablamos. Era importante saber los deseos del entrenador, y me dejó tranquilo que estuviera interesado en la opción", reconoció el propio jugador en su presentación. Quinteros se impuso antes las diferencias para iniciar el camino hacia la salvación, y ahora el 'Mago' tendrá que responder.