Entrevista As

"Vendía memorias de celular": la dura carrera del goleador de la B que sueña con Primera

Gonzalo Sosa vive su mejor momento en Melipilla, aunque ha debido recorrer un camino lleno de obstáculos. Además de goleador es radiólogo.

"Vendía memorias de celular": la dura carrera del goleador de la B que sueña con Primera
MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT

El argentino Gonzalo Sosa de Melipilla tiene 31 años y una larga trayectoria, pero posee la particularidad de que nunca ha jugado en Primera División. De hecho, en su país de origen paso por cuadros de la tercera categoría como Barracas, Colegiales, Guaraní Antonio Franco o Gimnasia Concepción.

En esos clubes vivió de todo y su vida se marcó para siempre. Por lo mismo hoy, que es el segundo máximo anotador de la Primera B con 11 goles y tiene varias ofertas, no olvida sus orígenes y todas las vallas que debió sortear.  "Hubo equipos donde estuve hasta cuatro meses sin sueldo y en esas divisiones lo que ganas sirve solo para vivir con lo justo y mantenerse", confiesa en diálogo con As.

- ¿Y cómo lo hacía en esos complejos momentos?
- Tuvimos que salir a hacer cosas extras para aguantar y seguir lo máximo que se pudiera con el fútbol. Vivíamos en Buenos Aires y mi esposa estudiaba, mientras yo entrenaba y salía a buscar dinero. Un amigo conseguía memoria de celulares y salía a vender eso, juntábamos una plata más para estar tranquilos y poder enfocarme en el fútbol. Siempre hablamos de que el esfuerzo de años atrás está dando resultados ahora, es una lección para no darse por vencido, luchar siempre y lograr los sueños.

- Además usted también entro a estudiar después...
- Sí, soy radiólogo y mi señora es kinesióloga. Comencé a estudiar para tener un respaldo en caso de que no pasara nada con el fútbol y se me pasó en su momento dedicarme a eso. Hice prácticas en hospitales, me gusta la carrera, pero nunca he podido ejercer.

- Con toda esta historia detrás, ¿qué significaría para usted jugar por primera vez en la máxima categoría?
- Llegué a Chile en 2017 (a Magallanes) y siempre me propuse hacer la mayor cantidad de goles posibles para que mis equipos estén arriba. Llegar a Primer División sería cerrar años de esfuerzo y cumplir ese sueño. Si tengo la opción, no va a quedar solo en eso, porque mi mentalidad es de crecimiento. Sería una meta lograda que tomaría con responsabilidad.

- ¿Tuvo chances de llegar a algún equipo de Primera División en este mercado?
- Sí, tuve la opción, pero me comprometí con este proyecto. El club hizo un esfuerzo, entonces no era el momento adecuado. A fin de año quedo libre y estaré abierto a cualquier propuesta. Ya ha habido sondeos, pero me enfoco en terminar bien este torneo.

- Por último, ¿cuál es la principal virtud del DT Héctor Adomaitis que les ha permitido estar arriba?
- Es un entrenador trabajador que te habla simple, sencillo, entonces uno termina entendiendo de forma clara su mensaje y es lo que nos ha dado resultados. Ascender directo está dfícil por cómo viene Ñublense, pero no es imposible, debemos mantener el estilo de juego y enfocarnos en este último tramo.